Total Pageviews

Saturday, February 13, 2010

Menu para una comida para Valentine's

Mañana es el Día de la Amistad (para los que ahora dicen que también quieren celebrarla aunque no tengan parejita), pero principalmente, es el Día de los Enamorados...Derrepente estabas en pensando llevar a tu pareja a un buen restaurant y tomarte unos ricos tragos y comerte una comida gourmet. ¿Pero no te has dado cuenta que si hasta el momento no tienes reservaciones,va a ser un poco dificil lograr tu objetivo? Además, si tienes hijos pequeños o de esos que hacen fiesta, ¿si te vas?... que miedo!!! Entonces se me ocurrió que porqué no te daba unas recetitas para que te quedes en casa, como alternativa romántica, y seas tú el o la chef de la noche. Así no tendrás remordimiento si tomas un poquito demás, si quieres una presita más de pollo o si postergas tu postrecito para después de la increible película que has alquilado para ver? Hasta, si te pasas de tragos, derrepente prendes tu equipo y te pones a bailar alguno de esos bailecitos pegados a los que antes se les decía: "cheek to cheek". Así que anímate, y hazme caso (yo si que no cocino...ya tengo mi reserva, jaja).

Esta vez te ofrezco de frente el "segundo" (entreé) y el postre. Si quieres haces una ensaladita simple, pero te vas a llenar mucho:
Canard a la Orange ( que no es otra cosa que un nombre francés sofisticado para el pato a la naranja) Esta receta es de la Sra. María Larco de Dogny (Junio de 1942.Revista del Bien del Hogar). Te paso la voz que no me gusta el pato...así que la hice con pollo. MMMMM!!!!
1 pato tierno y gordo o un "pollón"
un gengibre (kion) fresco; no veo porque no se pueda usar el polvo, si no tenemos otra cosa
6 naranjas
1/4 de litro de caldo de pollo
1 limón mediano
pimienta, sal, papel plateado
Se unta el pato con el gengibre rallado, sal y pimienta, y se le pone al horno. Cuando empieza a dorar se le rocía el jugo de naranja y media taza de té. Antes de que este completamente cocido, retírese del horno y dejando la fuente con el jugo, se le deshuesa( menos las piernas): Se le devuelve a la fuente con el jugo y se le incorpora otra media taza de jugo de naranja y el del limon, y se le cocina a fuego lento.
La cáscara de 1/4 de naranja y de medio limón, se cortan larguitas con una tijera y se pasan por agua hirviendo y se le ponen encima del pato. Acomodar en la fuente las presas de pato (hay gente que lo deshuesa, pero yo no he aprendido a hacerlo); a las extremidades, ponerle las patas envueltas en papel plateado. Se decora con rajas de naranja, alrededor.
Este pato o pollo maravillosos los acompañas con unos fideos o pasta de sabor igualmente indescriptible:
Tallarines a la Cavacelli (creo que se llaman así, pero si no me liga...lo que importa es el sabor)
En una sartén hechar aceite de oliva, y cuando estí caliente, se le hechan alrededor de 4 dientes de ajo machucados, una cucharadita de pepitas secas de aji o cualquier ají (más rico es con las pepitas secas), la ralladura de un limón, y los doras ligeramente. Le agregas: una taza de tomates cortados en cubos, una hoja de albahaca grande que envuelve unas hojas de hierbabuena y picada a lo ancho, un puñadito de piñones, y pasas (a las que has remojado por lo menos dos horas en agua caliente). Este sofrito lo dejas cocinar hasta que las pasas se inflen(si así fuera como desaparecen las arrugas, nos aplicaríamos compresas calientes...que mal estarían los cirujanos plasticos). Ya listo, le hechas una caja de una libra de spaghetti (tallarines, en idioma nuestro) y los mezclas bien con la salsa. Los tallarines los debes cocinar al dente...no tanto. Y voilá!!! Un riquísimo plato.
O lo sirves en fuente si es que tienes invitados (sólo te alcanzara para 4 a 8 personas: dependiendo si le doblas la cantidad de spaghetti) o sino, sirves tu presa de pata o pollo con su acompañante de pasta. ¡Te juro que se les removerán todos los tuétanos!
Postre? Derrepente unas bolitas de helados, o tartufo o cassata.
Pero si de verdad quieres ya engreirlo al colmo..te recomiendo una crema volteada. Facilísimo!
1 molde acaramelado (derretir una taza de azúcar, e inmediatamente untar un molde chico con esta miel; pero apúrate, porque si se te enfría...pero la puedes seguir derritiendo con cuidado).
1 lata de leche condensada
1 lata de leche evaporada
4 huevos
un chorro de esencia (de la de a verdad) de vainilla.
Bates con la batidora, o si te da flojera armarla, con un batidor de alambre ( te dolerá el brazo!) todos los ingredientes líquidos y los huevos. Hechas este preparado dentro del molde acaramelado y lo metes al horno sobre una fuente con agua que le llegue hasta la mitad de la altura del molde (baño maría, Bain marie) y cuando veas que se está dorando un poquito, le metes una cañita o la punta de un cuchillo, y si sale limpio...ya está. Pero déjalo enfriar. Es más rico.
Te deseo éxito en tu comida y me cuentas (¡pero dí que sí!) qué tal te fue. No seas mala honda. Te copias mis recetitas, hasta ahora secretas, y después te comes el comentario! No pués!!