Total Pageviews

Saturday, April 10, 2010

Primavera en el Hemisferio Norte

¡¡¡Primavera en el Hemisferio Norte!!!
Después de un largo invierno, viene por fin la primavera, y con ella la naturaleza se revitaliza. Los jugos de la savia resucitan de su intenso sueño invernal, y explosionan en las ramas de los árboles y en los bulbos de las plantas perianuales; primero, tímidamente con las primeras florecillas de la primavera que se empujan con renovada vitalidad, anunciando la resurreccion de los colores y del aroma de la naturaleza, para luego seguir extendiendose y luciendo sus maravillosas vestimentas.
Los azafranes "colorinches", las amarillas retamas, los lirios que aparecen justo a tiempo
para celebrar la resurrección del Señor, las lilas, los narcisos: todos surgen gloriosos
como símbolo de renovación. Los cerezos con sus florecillas rosadas y blancas, las
olorosas lilas, los primeros botones de las hortencias, los gloriosos tulipanes que abren sus flores como gritándole al sol: todos cantan una sinfonía de color. Las lluvias riegan los jardines muertos y el pasto renace verde y suave y con sus penachos desiguales...como ganándole a los innumerables parásitos que ya se van reproduciendo en las entrañas de la tierra. Los días son más largos y la gente sale de su encierro invernal. Hasta se ponen ropas veraniegas, aprovechado los momentos que calienta el sol...como temiendo que éste se vuelva a ocultar. Las voces de los niños se mezclan con las de los pajarillos mañaneros, y los dormilones lechuzeros, no tenemos más que rendirnos a ser interrumpidos de nuestra entrega a los brazos de Morfeo! Y parece que el cuerpo reconoce las estaciones, porque una energía especial se apodera de nosotros y el estupor de amanecer cada día en un florecimiento, nos recuerda el milagro de nuestra creación. Dios existe!!!