Total Pageviews

Saturday, May 8, 2010

Mamá

La veo sentadita...la veo echada tratando de respirar y de librarse de la mucosidad que se agolpa en su traquea..todavía existe y lucha por hacerlo. Se mantiene viva por ese milagro que es la ciencia y por su deseo profundo de vivir. Como si estuviese esperando y cuidando con su presencia los designios de esta casa. Hay veces pareciera que se da cuenta de lo que pasa; de la presencia chicharrachera de las auxiliares, de las visitas nocturnas de las aves de rapiña...de nuestro contínuo caminar por los ambientes de la casa que poco a poco va sucumbiendo al tiempo, así como sus ocupantes. Paciente o impacientemente, mi padre la observa y pretende protegerla, ser indispensable su presencia, para seguir perpetuando su poder, ahora destruido. Maldito dinero que lo abandonó y lo hizo desdichado e impotente para seguir rigiendo los destinos de los que siempre lo han rodeado.
Arriba, la presencia cantarina de la niña ajena a la tragedia de abajo....y en el piso intermedio, soñoliento, triste y aburrido, su padre. Madre fina, madre alegre, cómo pudiera liberarte de tus ataduras y recuperar aquellos tiempos en que eras tú la que reinabas en tu casa. Cómo pudiera fijar tu mirada ahora distante y que mirases con atención al presente, sin hundirte en el pasado.
Cómo pudiese preguntarte aquello que no te pregunté cuando todavia me podías responder. Cómo rescatar tu alegría de vivir y volverla en un presente.
Es tu día y todos comemos y celebramos a tu alrededor....y muy adentro, en lo hondo de tu ser, todavía crees que saboreas los manjares que observas. Será que Diós te dio el don de degustarlos con tu mente. En este día brindamos por tu presencia actual y por traernos a este mundo para lograr la perfección en el eterno retorno.
Hay veces pienso que eres feliz, porque no te das cuenta o ya pasan a ser nimiedades las cosas que hoy se presentan alrededor tuyo.
Y cuando llegue el ramo de flores del viejo, tu viejo de toda la vida, tu boquita pintada esbozará la mejor de tus sonrisas ante la presencia de tanta belleza.
Salud por tu día, por mi día, por permitirnos Diós pasar un Día de la Madre más, a tu lado!!!