Total Pageviews

Monday, November 15, 2010

ALLPA


Era el año 1978, y un grupo de muchachos comprometidos con el quehacer social, antropólogos y sociólogos, decidieron formar una ONG (Organización no gubernamental):Su nombre sería Instituto Peruano de Investigación y Desarrollo(IPID).
La Resolución 1996/31 de 25 de julio de Naciones Unidas define a una ONG como: “cualquier grupo de ciudadanos voluntarios sin ánimo de lucro que surge en el ámbito local, nacional, o internacional, de naturaleza altruista y dirigida por personas con un interés común. Las ONG llevan a cabo una variedad de servicios humanitarios, dan a conocer las preocupaciones ciudadanas al gobierno, supervisan las políticas y apoyan la participación política a nivel de comunidad. Proporcionan análisis y conocimientos técnicos, sirven como mecanismos de alerta temprana y ayudan a supervisar e implementar acuerdos internacionales. Algunas están organizadas en torno a temas concretos como los derechos humanos, el medio ambiente o la salud”.
El propósito concreto del IPID era el de promover la disminución drástica de los niveles de extrema pobreza de la familia rural y campesina, a través de la conformación de una economía autosustentable, capaz de asegurar la satisfacción de las necesidades básicas de consumo y empleo de la familia rural.
Así, se plantearon tres estrategias principales que fueron:
1. El  fomento y fortalecimiento de las capacidades productivas de los grupos atendidos, y la formación de estructuras técnicas locales.
2. El fomento y fortalecimiento de pequeños negocios rurales, con enfoque de mercado.
3. El fomento de servicos financieros alternativos.
A través del trabajo del IPID se dió asistencia tecnica, capacitación y se promovió la organización comunal para actividades vinculadas al desarrollo agropecuario, así como para las relacionadas con la industria artesanal.  La finaciación para la implementación de los proyectos se hizo con el apoyo de agencias de cooperación internacional para el desarrollo en America Latina.
Durante ocho años se trabajó directamente con los campesinos y sectores marginales haciendo hincapie en el mejoramiento de los productos,y proporcionándoles la capacitación y tecnología adecuada para lograr una vinculación y mejor aceptacion  de aquellos en el mercado regional. Surge sin embargo la inquietud de evitar la intervención de intermediarios regionales en la comercialización de los productos, y la de promover un desarrollo sostenible y con viabilidad directa al mercado nacional e internacional; de crear un proyecto de comercialización de apoyo a los artesanos.
En el año 1986 se crea Allpa (en quechua significa tierra y su nombre se identifica con la procedencia de los materiales con los que trabajan los artesanos), como una empresa privada de caracter social que busca establecer un modelo económico y empresarial dirigido a apoyar la lucha contra la pobreza a través de la creación de empleos sostenibles orientados a la producción de objetos artesanales de calidad óptima; en especial, en las areas rurales. Allpa actuaría como una conección directa entre el mercado y los productores, buscando un impacto nacional, regional y global, que convenciera al artesano de la viabilidad comercial duradera de su manufactura. Al principio, el acercamiento al mercado internacional fue a traves de la comercialización y venta de artesanía de tipo tradicional.  Más adelante y debido a la variación de la demanda en el mercado, la producción artesanal se tuvo que adaptar a los diseños y a la calidad exigidos por éste. Así, conservaron el estilo étnico pero lo adaptaron a un modelo moderno o contemporáneo; que se ajustara más a las expectativas de decoración o uso de los compradores internacionales. Se desarrollaron colecciones con la ayuda de diseñores locales y extranjeros, modificaron su logotipo y cambiaron su imagen corporativa, ofreciendo productos competitivos y de alta calidad. Se trataba de mejorar la calidad de vida del productor a traves de la garantía de una demanda bastante estable que generara el desarrollo y progreso de su comunidad.
La oferta de Allpa se sitúa a través de cuatro rubros principales que son: accesorios para el hogar, incluyendo cerámica y  textiles; ropa y accesorios de algodón y alpaca; joyería de plata y de fantasía; artículos navideños y tienda de regalos.
Allpa cuenta con más de 100 talleres de productores que están situados mayormente en Chulucanas, Lima, Junín, Huánuco, Ayacucho, Huancavelica, Cuzco y Pucallpa, que producen sus diseños y que reciben constante apoyo, seguimiento, asistencia técnica, financiación y capacitación, para garantizar un producto en constante mejora y que proporcione una fuente de empleo sostenible para su población.





Durante estos años, Allpa ha tratado de fortalecer su relación con los productores, corrigiendo ineficiencias y logrando una confianza basada en una constante comunicación con ellos, y adoptando estrategias de mercado para lograr un sitial importante en el ámbito internacional que beneficie a la empresa y productores dentro de marco de un comercio justo. El IPID, su socio mayoritario, ha proporcionado asistencia en el analisis de mercado y consejería técnica, para lograr una eficiencia óptima en la producción artesanal.
A través del Fondo Rotatorio constituído en 2001, se ha dado préstamos a productores, dirigidos a la ampliación de talleres, adquisición de terrenos y compra de equipos y maquinaria.
Allpa comenzó sus operaciones en 1986 con Organizaciones de Comercio Justo que forman parte de una red internacional de apoyo a los productores del Tercer Mundo.  Estas organizaciones compran comida o artesanía a organizaciones o empresas que concuerdan con su filosofía de apoyar a la lucha contra la pobreza a través del mercado justo y sostenible; lo cual  requiere mantener una relación transparente y de comunicación con los productores,  lograr que el productor obtenga su independencia económica y que
se ubique en la escala comercial, que sus precios sean fijados dentro de un marco de un retorno justo de los gastos incurridos en la fabricación de sus productos; que trabaje en un ambiente seguro y saludable y que haya un respeto a su identidad cultural y que promueva el acceso de la comunidad a los servicios basicos de salud educación y vivienda, creando un ambiente propicio para las nuevas generaciones.
Hoy en día, Allpa mantiene relaciones comerciales con más de 14 de estas organizaciones en Europa, América del Norte Y Australia, que hasta el año 2009, representaban el 63% de sus compradores.
Con algunas, como Fair Trade Original en Holanda (una de las primeras organizaciones de comercio justo en el mundo, con 50 años de vida) y Traidcraft en Inglaterra se tienen además, relaciones estrechas de cooperación para ejecutar proyectos de asistencia técnica, marketing y diseño.
Recientemente, la Cooperación Técnica Belga ha aprobado un proyecto de Allpa para el apoyo de productores, promoción comercial y desarrollo de productos...contribución importante en un año difícil de ventas debido a la crísis internacional, que ha producido una baja significativa en la importación de estos productos a través del mundo.
También tiene un portafolio de clientes en el mercado convencional, que buscan buenos productos a precios competitivos y adaptados a la demanda de diseño del mercado.  Estos,  hasta el año 2009 constituían el 36% de sus compradores.
La comercialización se hace a través de ferias nacionales e internacionales y viajes que permiten estrechar sus relaciones con los clientes y nuevos compradores y hacer estudios de los posibles mercados de compra.
En el Perú, Allpa participa en ferias como Perú Gift Show, Perú Moda y Hecho a Mano para Hoteles; eventos que se llevan a cabo en la ciudad de Lima.
En el extranjero, participan en ferias tan importantes como Ambiente en Frankfurt, JCK Las Vegas para joyería, Maison et Objet en París, y Salón de Comercio Justo en Lyon, Francia
Han visitado organizaciones similares a su empresa, tanto en Nepal como en India, lo cual les ha servido para compartir experiencias y aprender cómo se producen las artesanías en esto países.
Allpa cuenta con un personal de 26 trabajadores entre profesionales, técnicos y personal de apoyo, que trabajan incansablemente, proporcionado orientación tecnológica,participando e invirtiendo en ferias, y también como diseñadores y consultores. En las ferias se hace una explicación exhaustiva al cliente: desde cómo está hecho el producto, la forma como se hace la exportación y el tipo de embalaje.
En los 24 años que tiene Allpa, la empresa ha recorrido un camino de grandes logros y satisfacciones, salpicado algunas veces de pequeñas piedrecillas que no siempre lo han hecho muy facil, pero que a través de la voz de sus artesanos se traduce en un triunfo en el logro de uno de sus principales objetivos, que ha sido el de poder contribuir a través de su dedicación en el trabajo y su éxito en el mercado internacional, a la erradicación de la pobreza de algunos núcleos campesinos de nuestro Perú, proporcionándoles una continuidad en el trabajo y una economía sostenible, no dependiente del mercado regional.
La crísis mundial, como ya se ha mencionado, ha dejado sentir su impacto en la empresa y en los artesanos, que ven una disminución de pedidos en rubros como artículos para el hogar, de los que es más facil prescindir en los hogares, traduciéndose en alguna desocupación en los talleres artesanales y en la dificultad para el cumplimiento de sus pagos por préstamos obtenidos. Sin embargo, la empresa ha logrado mejorar la demanda a través de su trabajo inagotable con los artesanos, en lo que se refiere a la diversificación y a la mejora constante de la calidad de sus productos, y con los compradores internacionales; y ya para este año se están viendo señales de gran mejoría.
Vale mencionar, que su gerente general, la señora María del Carmen de la Fuente, fue nombrada empresaria del año en el 2008,y recientemente ha sido condecorada por el Ministerio de la Mujer, a propuesta del ADEX, como mérito a su destacada actividad en el campo empresarial.