Total Pageviews

Thursday, February 10, 2011

Amor de a Verdad!!!


En estos tiempos de tanto conflicto en el mundo, no está nada mal recordar que hay un día en el calendario mundial dedicado al amor...ese amor de a de veras...ese amor de verdad.  Es que realmente existe ese sentimiento?  Muchas veces es confundido con la inicial palpitación y desboque que uno siente por una determinada persona que se cruza en nuestras vidas; sensación que rápidamente desaparece para esfumarse o sino para dar paso a una sensación de inerte tranquilidad; hasta que por fin se hace tan monótona que invade con un terrible aburrimiento cada poro de tu cuerpo. 
Muchas veces es tan duradero, que esa primera sensación de atracción y de taquicardia al sentir la presencia del ser que se nos arrima, va haciéndose más sólida con el paso del tiempo.

Como nos canta Simón Díaz en su ya famosa canción Caballo Viejo: "no se dan ni cuenta que un corazón amarrao cuando le sueltan las riendas es caballo desbocao."
Se va reforzando con esa amalgama conformada por fuertes adhesivos como son el respeto, la consideración, el reconocimiento del valor de cada uno y la confianza mutua. Va creciendo recubierto de fuertes antioxidantes, que le permiten brillar a pesar del paso del tiempo, como una pieza de metal precioso que a medida que transcurre éste, va recubriéndose de una patina especial que lo hace relucir aún más bello al lustrarlo, porque está compuesto de aquellos ingredientes únicos que sólo esta ocurrencia puede darle. Para el amor de a "verdacita" no hay edades, ni diferencias de edades... Y otra vez Simón Diaz nos regala con esas líneas fabulosas: "...  caballo viejo no puede perder la flor de la edad, porque después de esta vida no hay otra oportunidad."

 Ese es el amor romántico; aquel que ha sido cantado desde tiempos inmemoriales y acompañado por miles de armonías.
Sin embargo, el amor es más que eso....mucho más. Es una sensación que trasciende fronteras, que no se queda en una persona; que puede ser colectivo; que no necesita que las personas se conozcan, para siquiera existir.  Es una sensación que partiendo de iniciativas personales, puede convertirse en un tsunami de emociones que dan paso a la formación de alianzas, organizaciones, comunidades, cumbres de naciones.  Surgiendo del deseo de bienestar para el prójimo, una manifestación más del amor, se organizan para solucionar sus problemas.  Cuando un grupo de personas, imbuidas por el deseo de proselitismo, deciden reunirse para ayudar o solucionar problemas que no se refieren a sus necesidades individuales, están expresando el AMOR unido a una pasión para contribuir a mejorar la situación mundial; de redimirla con la pasión de sus propósitos.
 Las religiones, que inicialmente nacen de la inquietud del hombre por resolver los misterios del universo, y que evolucionan hacia un cuestionamiento del hombre por encontrar los medios por los cuales justificar la paz y el amor entre los seres que pueblan la tierra,  tienen todas un ser que las solidifica con su expresión de amor cohesivo.  Cristo, Buda, Mahoma, Abraham, Brahma,  son seres que han recorrido su mundo impartiendo una doctrina de amor y de preparación para un espacio que trasciende al terrenal; cada una en su espacio-tiempo histórico. Es cuando la sencillez inicialmente pretendida en las doctrinas que aquellos difundieron, se vuelve en arma política para encontrar una razón divina para arreglar el mundo de acuerdo a los deseos de poder de los líderes de naciones, que éstas se corrompen y se mezclan con las fuerzas del mal.  El inicial deseo de imponer el amor se transforma en excusa para imponer el odio...los conflictos y las guerras.
Las Naciones Unidas, organización constituída actualmente por 192 estados miembros, se formó   después de la segunda Guerra Mundial, con el objeto de mantener la paz, seguridad y cooperación internacional.  Ella es, para mí, un ejemplo de amor comunitario, porque ha convocado el esfuerzo de los estados que la integran para crear un mundo más próspero, justo y pacífico.  Entre sus objetivos está el de tratar de concertar los esfuerzos del sector público con asociaciones del sector privado, para lograr sus metas dirigidas a cuatro areas de interés primordial,como son: la promoción de la salud infantil y la reducción de sus índices de mortalidad; mejoramiento del medio ambiente; seguridad de la población  y protección de los derechos humanos; y apoyo a la población femenina, logrando la igualdad de los géneros y protegiendo la salud materna. Los objetivos de erradicación de la pobreza extrema en el mundo, así como el de lograr el acceso universal a la educación primaria  son unos de los objetivos primordiales establecidos en la metas de esta organización en lo que respecta a este milenio.
Una rama importantísima de Naciones Unidas es UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Ellos trabajan para erradicar los obstáculos en el desarrollo de los niños, como son: la pobreza, violencia, enfermedades y discriminación; como una forma de contribuir a la formación de una niñez debidamente orientada que constituya una base sólida para el desarrollo de los futuros ciudadanos del mañana. El mayor móvil que los empuja es el postulado de que ningun niño debe ser expuesto a la violencia, abuso o explotación.
Organizaciones no Gubernamentales, asociaciones de ayuda comunitaria, instituciones religiosas o civiles, bancos que financian obras encaminadas al desarrolo de sectores marginados, iniciativas individuales orientadas a financiar o a donar tiempo de trabajo beneficiando a poblaciones inmediatas...todos son ejemplos de amor comunitario.
El amor desprendido, el verdadero amor sin barreras, es aquel que siente un padre o madre por sus hijos.  Los hijos que nacen como fruto del amor de una pareja(muchas veces no lo son...cada vez más frecuentemente, con esto de la libertad sexual mal entendida...) son queridos y protegidos por sus padres...muchas veces hasta el límite del sacrificio y la privación personal para conseguir el beneficio de aquellos.  Como decía antes, es importante que un niño sienta desde sus años más tiernos, la seguridad, paz y entendimiento que son ingredientes indispensables para su desarrollo psicológico adecuado; necesario para su integración en la sociedad.
Finalmente, está el amor a sí mismo: ese amor que incita a un individuo a respetarse a sí mismo, a sentirse orgulloso de cada una de sus acciones, a sentir satisfacción en dar lo mejor de sí mismo al prójimo. Ese deseo de mejorar para estar tranquilo con tu conciencia y para poder compartir, no porque el resto va a decir una que otra cosa si no lo haces, sino porque de verdad lo sientes...porque te da satisfacción.  Ese sentimiento que te hace hacer cosas que te dan flojera de hacer, pero que las haces, porque sabes que tu conciencia no te dejaría tranquilo hasta que no las hagas. Por esto es amor a tí mismo...porque te estás dando gusto a tí mismo.  Nadie te puede dar la receta de amor hacia ti mismo...tú la sabes y está en ti ser fiel a t mismo.
FELIZ DÍA DEL AMOR!!!!