Total Pageviews

Tuesday, August 13, 2013

La telaraña de mi Carlota


El otro día, asomé al jardín de mi casa durante la noche, y me llamó la atención una tremenda tela de araña que se balanceaba al costado de la luz que ilumina el portal trasero de la casa.  Me llamó la atención la tremenda araña tipo pulpo que se mecía suavemente al centro de su obra, moviéndose suavemente sobre ella dándole los últimos acabados.  Alrededor de la luz, atraidos por su brillantez, volaban miles de mosquitos.  La araña esperaba pacientemente que alguno se acercara para atraparlo y cuando alguno se chocaba contra su tela, se encogía toda por el impacto....lista para atrapar a su comida.  Lo que más me llamó la atención es que durante el día, la telaraña desaparece.  Según lo que leí, hay arañas que se comen su tela par recuperar su energía gastada en la construcción de aquella.  Tomé algunas fotos para que puedan ver la perfección de la tela y de la forma como hacen el tejido.  Sin embargo, no dejo de tener una mezcla de curiosidad y temor cada vez que me asomo a verla.  Es fascinante la naturaleza con sus formas.







A raiz de esto, recordé que hace muchos años, dieron una película maravillosa, adaptada de un cuento para niños escrito por el autor estadounidense E,B.White en 1952.  Con el tiempo, el cuento se convirtió en uno de los más queridos por los niños y personas mayores que lo escuchaban. Fue adaptado para el  cine como dibujo animado y después en el 2006, se hizo una película en la que actuó Dakota Fanning.  El libro, que trata de un chanchito que se hace amigo de una araña que lo salva de  morir, ha vendido más de 43 millones de copias y ha sido traducido en 23 idiomas. Yo solía leérselo a mis hijos cuando eran niños.
Aquí les envío el trailer de la película.