Total Pageviews

Monday, December 23, 2013

El Verdadero Sentido de la Navidad

01_CNN1309_1Puesto_Huancavelica



Se acerca una vez más una de las fiestas religiosas más celebradas en el mundo cristiano, el nacimiento de Jesús, el profeta, el hijo de Dios, el fundador de la iglesia católica, aquel humilde hombre que llegó a tener más fama que cualquier hombre rico o famoso por la doctrina de amor que propagó por su tierra y por el mundo. Fue tan fuerte su influencia, que hasta el principio de la era del cristianismo se utilizó también para medir el inicio de una nueva etapa histórica...antes del Señor, y Año del Señor o Año después del nacimiento de Cristo.
Según los intérpretes de los evangelios, en el recuento del nacimiento de Cristo, que sólo está relatado en los Evangelios de San Mateos y San Lucas, no existe una fecha precisa del año de este gran suceso.
El Evangelio según San Lucas nos dice:
“Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirinio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuando era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba en cinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño” (Lucas, 2. 1-8)

Sin embargo, en aquellos relatos se dice que el alumbramiento de la vírgen, se dio durante el viaje que realizaron José y ella para cumplir con el mandato del emperador Augusto de que la población fuese censada en el lugar de origen de su familia; y según datos históricos, Augusto mandó realizar estos censos con carácter tributario en tres ocasiones durante sus cuarenta años de gobierno: y el que más se acerca a la posible fecha de este suceso es el del año 8 AC.
Herodes murió aproximadamente el año 4 AC y fue él, según los evangelios, el que al enterarse del nacimiento de Cristo, mandó a matar a todos los niños menores de 2 años, temeroso de que ese niño del cual él no sabía adonde se encontraba, algún día lo reemplazara en su gobierno.
También se dice en la Biblia que en aquellos tiempos Cirinio era gobernador de Siria, pero resulta que él no fue gobernador hasta antes del 6 DC, pero que sin embargo ejerció cargos de gobierno en el siglo 4AC.
Por otro lado, con la caída del Imperio Romano, un monje astrónomo, Dionisio, recibió el encargo de cambiar el calendario romano que se basaba en el origen de la fundación de Roma, por otro que tomara como orígen la fecha de nacimiento de Jesus.  Y así fue que en el año 531 de nuestra era, Dionisio se equivocó por cuatro años al hacer su recuento, sin tener cuenta el año cero al hacer el conteo de los años de gobierno de los emperadores romanos.  Es por esto que se deduce que Jesús realmente nació alrededor del año 5 AC dentro del calendario católico.
En cuanto al 25 de Diciembre, en la Biblia se dice que por la época de nacimiento de Jesús, los pastores estaban cuidando sus rebaños.  Según se sabe, en Palestina, los pastores se dedicaban a esa actividad durante los meses de primavera, verano y otoño, que van de Abril a Octubre o Noviembre, más no en diciembre, donde hace mucho frío.  Se supone que Jesús nació en Abril, más la Iglesia Católica, allá por el siglo V, durante la época del emperador converso Constantino fijó la fecha de celebración del nacimiento de Jesus, el 25 de diciembre, con el fin de convencer a los paganos a aceptar la nueva doctrina, adaptándose las fechas de sus fiestas en el  solsticio, en las que celebraban el nacimiento del su dios sol, a este suceso. Y en este sincretismo, adaptaron sus creencias a las de la nueva doctrina.
Sea como fuere, haya nacido en Abril y no en Diciembre, este es un recuento histórico interesante que no desmerece para nada el verdadero suceso del nacimiento de este hombre que transformaría la historia de tal modo, que hasta el recuento de las eras se basaría en su existencia.
Esta año se celebra la Navidad, pero no en todas partes existen historias felices...y es porque la Navidad se ha convertido en un suceso que ya no sólo celebra el nacimiento del amor, sino que se le ha imbuído un caracter comercial que hace que los negocios vean esta ocasión como la más grande temporada de venta de sus. productos. Los padres menos afortunados se sienten mal por no poder cumplir con las esperanzas de sus pequeños.  Aquellos que todo lo tienen, no tienen problema en utilizar esta época para dar muestras de su derroche.
Los regalos que los magos le dieron a Cristo simbolizaron la realeza a través del oro, la divinidad a través del incienso y la salvación a través de la mirra...sólo símbolos de riqueza espiritual. Qué regalo más grande puede ser el de celebrar también la divinidad de Cristo rindiéndole honores reales en su templo?  Es un día de visitarlo, de acercarse al nacimiento grande y recordar que en la humildad de un pesebre, se inició una vida de grandeza como la de Jesús.Hay que recordar que la soberbia de los no creyentes, no puede dejar de reconocer la tremenda influencia de esta gran doctrina de paz que no debe de ser desarmada por los errores impensables de generaciones que no piensan más que en el provecho personal.
Al respecto, el papa Francisco nos dice:

”En muchas familias, continuando una bella y consolidada tradición, inmediatamente después de la fiesta de la Inmaculada, se empieza a preparar el belén, como si se quisiese revivir junto a María estos días plenos de trepidación que precedieron al nacimiento de Jesús”. 

“Hacer el belén en casa puede ser una forma sencilla pero eficaz de presentar la fe y transmitirla a los propios hijos. El pesebre nos ayuda a contemplar el misterio del amor de Dios que se ha revelado en la pobreza y en la sencillez de la gruta de Belén”.

”San Francisco de Asís quedó tan sobrecogido por el misterio de la Encarnación que quiso volver a presentarlo en Greccio con el pesebre viviente, convirtiéndose de este modo en el iniciador de una larga tradición popular que todavía conserva hoy su valor para la evangelización”. 

”El belén nos puede ayudar, de hecho, a comprender el secreto de la verdadera Navidad, porque habla de la humildad y de la bondad misericordiosa de Cristo, que «siendo rico, por vosotros se hizo pobre» (2 Corintios 8, 9). Su pobreza enriquece a quien la abraza y la Navidad trae alegría y paz a quienes, como los pastores, acogen en Belén las palabras del ángel: «esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre» (Lucas 2, 12). Sigue siendo el signo también para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI. No hay otra Navidad”.
Navidad Peruana 2013:

01_CNN1309_1Puesto_Huancavelica
Primer Puesto del Concurso Nacional de Nacimientos 2013: Huancavelica


02_CNN1323_2Puesto_Ayacucho
Segundo Puesto: Ayacucho
03_CNN1306_Empate_3Puesto_Ayacucho
Tercer Puesto: Junín






06_CNN1344_ReconocimientoDelPublico_Ayacucho
Mención Honrosa 2013 en el Concurso Nacional de Nacimientos.