Total Pageviews

Friday, July 18, 2014

Una Visita Importante


Como todos los mayos, fuimos a California a celebrar el santo de Nyomi nuestra nieta, quien ahora cumplía cinco años, fecha importante para cualquier niño, ya que allí comienza propiamente la “base de nuestras vidas”.  Comenzamos a razonar propiamente; a hablar sin tapujos lo que debemos y no debemos; hasta que aprendemos cuando es mejor callarnos y dar nuestro brazo a torcer; y sobretodo, comienza la tortura de tener que ir al colegio tooodos los días….por años de años!... quizás 20, con universidad y todo!
En cuanto llegamos, fuimos a recogerla  a su colegio, donde después de firmar mil papeles de autorización, la pudimos sacar y llevarla a comer un helado y a comenzar todo ese engreimiento de lo que sólo somos capaces los abuelos, y que se trae abajo todas esas teorías modernas de crianza de niño de acuerdo a ciertas reglas impuestas por los psicólogos modernos…enemigos de la “gente de antes”.
Ella nos recibió con un abanico de papel  que había hecho para recibirme…pero me lo  quitó!  O mejor dicho, se lo quedó para luego reclamarme el último día que estuvimos por allí, que no le había hecho caso a su regalo. Cuando intenté reclamarle que no tenía la razón, no tuvo más excusa que decirme que nunca más me haría otro.  Igual, se lo quedó.  Creo que le gustaba mucho!


El Abanico

Hollywood:
Como habíamos rentado un carrito Toyota Yaris, super económico, decidimos irnos al día siguiente a Hollywood a ver si pescábamos a un artista famoso en acción, y a ver el célebre cerro de Mount Lee con las letras de acero. Estas letras fueron puestas en aquel lugar en 1923, a un costo de $21,000, como un aviso publicitario de un proyecto de viviendas en Beachwood Canyon, llamado Hollywoodland.  Cada letra medía 50 pies de alto por 30 pies de ancho.  En 1944, los dueños de la inmobiliaria le regalaron 455  acres a Los Angeles,incluyendo el cartel.Sin embargo, al reconstruirlo, la Cámara de Comercio de Hollywood, le quitó las últimas 4 letras y las luces que tenía, puesto que ahora Hollywood estaba identificada con la pujante industria del cine.  En los años 70 las letras de madera fueron reemplazadas por unas de metal, que costaron $28,000 cada una, gracias a donaciones privadas de vecinos importantes.
  
Dicen que la zona adonde está ubicado, se encuentra embrujada por el espíritu de una actriz aspirante de los años 30, Peg Entwistle,  quien se suicidó dejando colgado su bolso y saco en la letra H del cartel.


Peg Entwistle

Hollywood está formada por una caldera de razas y culturas…muchos, aspirantes a actores y actrices, o  actores conocidos… unos más, otros menos.  Desde sus orígenes alrededor de 1870, como un rancho, hasta que fue comprado por una empresa de propiedad de H.J. Whitley, allá por 1887, Hollywood , como fue llamado por su propietario, evolucionó, primero como un boom inmobiliario y después, como la sede de la industria del cine.  Ya en 1912, por el monopolio de patentes para la filmación de películas de la Compañía de Patentes de Películas de Thomas Edison, en New Jersey, los productores de aquellas se fueron mudando al Oeste, donde no tenían efecto estos problemas. Esto, aunado al buen clima, determinó el éxodo de aquellos, y el  hecho de que Los Angeles se convirtiera en la meca del cine. Hollywood se incorporó como una municipalidad en 1903, y en 1910 se unió a Los Angeles, para asegurar una buena dotación de agua y servicios de desague. 
Nos paseamos por  las diferentes avenidas de este distrito de Los Angeles.  Allí vimos al famosa Torre de Hollywod o Capitol Records Studio, un edificio redondo, que tiene una antena que bucila y que deletrea la palabra Hollywood en código Morse.
Subimos al cerro y pasamos por un lindo observatorio, desde donde se puede ver la ciudad de Los Angeles.
Pasamos las lujosas casas de los famosos de Hollywood, y vimos el portón de la famosa casa de Michael Jackson. Estuvimos tomando un cafecito en el Burger King de Beverly Hills, y hasta le tomé  foto al cartel de esa sección de la ciudad, a buzones raros, al colegio Harvard, donde  van  los hijos  de los ricos, y  tomé varias fotos de las casas que más me impresionaron. Con el paso del tiempo, lugares como Malibu y Pacific Palisades, han sido incluidos en la lista de zonas preferidas por las celebridades, atraídas por su magnífica ubicación, cercanía a la playa y sus impresionantes vistas.



Pasamos  por el histórico Hollywood Roosevelt Hotel, en Hollywood Boulevard, el hotel más antiguo de Hollywood  y donde se dieron los primeros premios de La Academia y se celebró la primera ceremonia de los Oscars en 1929. 
Fuimos por Rodeo Drive, una calle de dos millas de longitud en Beverly Hills,  que es conocida  por sus tiendas de diseñadores y  sus shows de moda y de carros caros. Esta calle fue hecha famosa por Fred Hayman,  quien con su tienda Giorgio Beverly Hills, le dio el empuje necesario  para que surgiera.  Allí se pasean las socialités , las estrellas, y los más famosos diseñadores.     
Pero el pináculo de la tarde estuvo en la visita al gran patio delante del Gran Hotel Chino Grauman, donde se encuentran grandes placas de cemento con las manos e inscripciones de muchos artistas famosos.
Construido por el showman Sid Grauman en 1927, el Teatro Chino es el palacio más famoso y extravagante de Hollywood Boulevard. El teatro fue renovado como parte del plan de desarrollo de la zona. Su interior ha sido restaurado con todo lujo y la exótica fachada oriental resplandece de nuevo con sus tonos verde pastel y su tejado rojo de pagoda. La taquilla fue también trasladada del patio frontal, que sigue siendo la principal atracción del edificio. Allí es donde se pueden ver las huellas de manos y pies de las estrellas de Hollywood incrustadas en el cemento.
Esta costumbre comenzó por accidente cuando la actriz Constance Talmadge se tropezó y pisó el cemento húmedo en la gran inauguración del edificio. Entre las firmas más originales destacan la huella de la nariz de Jimmy Durante y las huellas de los cascos de Trigger, el caballo de Roy Roger.
El Teatro Chino atrae a todo tipo de personas que suelen ganarse unos dólares disfrazándose de personajes famosos como Michael Jackson, Sponge Bob, Spiderman, Elmo o Marilyn Monroe. Las visitas al camerino VIP tienen una duración de 35 minutos e incluyen una breve película. Todavía se estrenan películas en el Teatro Chino y asistir a una de ellas es otra manera de admirar su lujosa decoración interior .Algunos de los teatros cercanos que también merecen una visita son el El Capitán, el Teatro Egipcio y el Teatro Pantages.
El Paseo de la Fama de Hollywood pasa por delante del Teatro Chino.  Se trata de una estela de estrellas de bronce incrustadas en el pavimento con una longitud de 5,5 km (3,5 millas) que discurre a lo largo de Hollywood Boulevard entre las calles La Brea y Gower Street, y a lo largo de Vine Street entre Yucca Street y Sunset Boulevard. El recorrido honra a artistas de las industrias del cine, la televisión y la música. En 1960, se colocó la primera estrella en honor a la actriz Joanne Woodward. En la actualidad, el paseo cuenta con más de 2.000. Nosotros encontramos una estrella vacía, esperando a un candidato, así que no se nos ocurrió nada más original, que poner una tarjetita con nuestro nombre sobre ella, y tomarnos una foto de recuerdo.  Aquí van algunas fotos de nuestra visita:
Rodeo Drive

Frente al Hotel Chino en la Plaza Grauman 
Por favor presionar sobre  cada una de las fotos,para agrandarlas.
Parque Regional de Irvine:
El Parque Regional de Irvine es un bellísimo espacio de 477 acres rodeado de una arboleda de robles y sicamoros impresionantes. Originalmente, un rancho donde se criaba ganado y luego, ovejas, fue donado al condado de Orange, por James Irvine, en 1897. Es un oasis de serenidad, donde hay un estanco al que llegan familias de aves; entre ellos, patos silvestres con sus verdes alas brillantes,  que capturaron por largo rato la atención de nuestra Nyomi.  Allí subimos al pequeño trencito, delicia de niños, en su mayor parte lugareños, que van a pasar el día con sus padres y llevan sus meriendas en grandes canastas que tienden sobre el mullido pasto.  Allí se puede llevar una bicicleta e ir a pedalear por los numerosos senderos que allí existen.  También ofrecen paseos en botes y pedalones en un tranquilo ambiente que ofrece gran comunicación con la naturaleza. No faltan los columpios y campos de juego para niños y adultos, y si uno quiere ejercitarse montando caballo,  hay un espacio que ofrece este servicio para todas las edades.
Quizás uno de los más bonitos espacios es el pequeño zoológico de Orange County, situado dentro del parque.  Allí se encuentran un grupo de animales que han sido recogidos de ambientes de cautividad indeseables y han sido recuperados para su rehabilitación.  Allí hay águilas, osos, tigres, búhos, burros, y otros animales nativos.  Nos matamos de risa comparando el radio de nuestros brazos con respecto al de las águilas de penacho pelado. También, nos divertimos mucho leyendo las historias y características de ellos…sobretodo, dando de comer a las cabritas, carneritos y gallinas, del  pequeño granero.  Nyomi no paraba de hacerles cariño, peinarlos con las escobillas especiales que les proporcionan a los visitantes, y darles de comer con la comidita que venden por un precio ínfimo para que los niños puedan alimentarlos adecuadamente.
He aquí algunas fotos de ese día:

El Viejo Pueblo de Orange:
Una noche fuimos a pasear al viejo pueblo de Orange, considerado, el corazón de la ciudad, un espacio de una milla cuadrada centrado alrededor de la histórica Plaza Orange.  Es un lindo sitio, lleno de casas de antigüedades, de fuentes de soda, tan antiguas como la Watson Drug and Soda Fountain, establecida en 1899 con sus malteados, banana splits y hamburgers tradicionales; y con restaurantes de lo más acogedores. Celebramos el santo de Nyomi en un restaurante cubano, adonde le cantaron el Happy Birthday con un pedazo de una torta Tres Leches, que estaba para “morirse en azúcar y placer”!  Lo más lindo fue ver su cara de sorpresa cuando le trajeron el dulce con la velita flameando encima. Aquí les ofrezco unas fotos:


El Cumpleaños:
Por fin llegó el día del cumpleaños.  Nyomi se levantó temprano y  cuando salimos a tomar el desayuno, ya estaba vestida con un lindo conjunto de blusita y tutu (falda con tules y crinolinas que usan las chiquitas) con la foto de su personaje preferido del momento, la famosa gatita china Hello Kitty.  En su cabecita llevaba una vincha con antenas movibles. Después del desayuno, nos dirigimos al lugar donde se realizaría la celebración.   Después de recibir instrucciones nos hicieron pasar adonde se realizaría el evento.  Este era un espacio inmenso con unos cuartos que tenían unos toboganes de goma inmensos y unos almohadones de goma para saltar, con argollas de basketball adentro. En otro cuarto  había un grupo de estos aparatos, que brillaban en la oscuridad.  Era divertido jugar en un ambiente de luz tenue.
Seguidamente, cuando se cansaron de jugar y saltar, los niños y adultos nos dirigimos a otro espacio, donde habían puesto una mesa larguísima con sillas para la cumplida y sus  invitados niños.  A los niños les dieron pizza, bebidas, heladitos y toda clase de “chips” de diferentes variedades.  Los adultos nos convertimos en niños, y comimos lo mismo hasta hartarnos.  La torta estaba decorada con el personaje de Hello Kitty.  Nyomi estaba feliz cuando le cantaron el Happy Birthday, rodeada de su familia y amiguitos.  Abundaron las bolsas de regalos diversos!  Aquí  van algunas fotos:

La Iglesia de Cristal:
Esa misma tarde pasamos por una estructura espectacular; una refulgente iglesia de cristal en forma de estrella que se levanta en un lugar llamado Garden Grove en Orange County.  La historia que se encierra dentro de su construcción es igual de impactante.  Allá por 1955, un Reverendo de la Iglesia Reformada de América, formó un grupo al que llamó la Iglesia de la Comunidad de Grove.  Allí, al aire libre, en un campo donde había un cine "drive in" y con un piano situado sobre un remolque, desde el cual su esposa acompañaba su sermón,  Robert Schuller comenzó su apostolado.  Este fue creciendo y tuvo que construir una pequeña capilla para acomodar a la comunidad creciente.  Sin embargo,  muchos quisieron seguir al aire libre, y Schuller ideó una puerta de vidrio desde donde podrían ver y oir su sermón los fieles que estaban fuera.  Más adelante, y con el incremento de sus adeptos, Schuller contrató al famoso arquitecto Phillip Johnson, quien diseño este santuario construido con 10,000 paneles rectangulares de vidrio.  Schuller desarrolló una gran apreciación sobre la importancia del ambiente natural sobre el organismo y la disposición de las personas.  Decía que cada organismo tiene su hábitat natural, y si uno lo altera, uno puede cambiar la integridad de lo que ese organismo está destinado a ser.  Así, quiso crear un santuario ideal para el organismo humano, y la naturaleza tendría que convertirse en el aspecto más importante de la arquitectura.  Y así se imaginaron que si se abría la iglesia hacia la naturaleza, esta invadiría con ternura al ser humano. Quisieron acercarse a la divinidad creando un ambiente saludable para los seres humanos. Y así contrató al arquitecto Phillip Johnson, para el diseño de la Iglesia y comenzó la construcción.  Pasaron 14 años antes de que se terminase, a un costo de 20 millones de dólares.
La Iglesia está rodeada de bellos jardines con esculturas bellísimas de las parábolas, y hasta tiene un cementerio donde están enterrados algunos notables de los alrededores.
El techo interior tiene una altura de 120 pies de alto, y puede alojar a una congregación de casi 3000 personas.  Tiene dos puertas de 90 pies de altura que se accionan con un motor eléctrico. La estructura interna es aún más impresionante que la externa.  Tienen un órgano revestido de roble blanco que cuenta con 16,000 tubos y que tiene la altura de 7 pisos, siendo el tercero más grande del mundo.   La iglesia tiene el tamaño de 1y ½ canchas de football y tiene 12 pisos de altura.   El campanario, llamado la Torre de la Esperanza, tiene 136 pies de altura y está coronado por 52 campanas.
 Schuller quería que las celebraciones de las festividades religiosas fueran realistas, y allí se escenificaron las parábolas y sermones de Cristo.  Los asistentes podían gozar de las nubes, el sol, el firmamento y la naturaleza, mientras que escuchaban los sermones.  Y así, éste se convirtió en una sala de conciertos espectacular, donde asistían las celebridades que abrazaban esa denominación. La Catedral de Cristal es la primera gran iglesia diseñada y concebida para ser un "estudio" de televisión que transmitía en directo a su congregación el culto cristiano, a través de un programa que se llamaba La Hora del Poder; lo cual le permitió ser observada por la comunidad arquitectónica internacional y reconocida como un bello y creativo edificio.  La catedral llegó a ser la iglesia cristiana más famosa de los Estados Unidos en los años 80 y para los 90 se calculaba que 6 millones de personas miraban su programa de TV que salía por el principal canal secular nacional y por satélite a todos los continentes.  Robert Schuller, su fundador, solía verse con los presidentes de Estados Unidos y el mundo (El presidente ruso, Mihail Gorbachof la visitó), los principales artistas cristianos se peleaban por salir en el programa, Schuller solía ser entrevistado en CNN, había 12 mil miembros estables.
Pero cuando la fama se le sube a las personas,  se entrega la administración de los fondos a familiares no comprometidos, se descuidan las necesidades de la  comunidad  anteponiendo las del plantel administrativo, y además, el cálculo del presupuesto de mantenimiento excede al del valor de la construcción, se llega a resultados devastadores. Y así, la catedral terminó en una bancarrota de 60 millones de dólares y una congregación desertora. Y entonces, se tuvo recurrir a una venta controversial de la iglesia a la diócesis de Orange, la cual ahora la ha nombrado Iglesia de Cristo y ha hecho importantes renovaciones internas para adecuarlas a las necesidades del culto católico romano y apostólico. El campus de la Catedral de Cristal ocupa casi 14 hectáreas, y tendrá espacio para varios elementos permanentes, como una escuela, un espacio para eventos culturales, y el lugar para la oración y la adoración eucarística.  También sería vivienda de los miembros de la diócesis.
El campus fue comprado por 57.5 millones dólares por el predecesor del obispo Vann, monseñor Tod Brown. La compra se hizo después de que la Catedral de Cristal se declarara en quiebra en octubre de 2010, cuando algunos de sus acreedores demandaron el pago. La diócesis de Orange es la décima más poblada de los EEUU, donde viven unos 1,2 millones de católicos.
Algunas fotos de la catedral:

San Pedro:
Y por si no fuera poco, nos dirigimos todos al famoso muelle de San Pedro, adonde se puede comer el pescado más rico y fresco en los diversos restaurantes rústicos que allí existen; muchos de ellos atendidos por familias hispanas.  Nunca habíamos comido tales delicias.  Aquí les ofrezco un video explicativo, así como mis fotos de ese día.






Los días pasaron visitando otros lugares como Newport Beach, una de las más afluentes y atractivas comunidades en la Costa Oeste de los Estados Unidos, con sus pueblitos pintorescos y encantadoras casas de playa rústicas.  Almorzamos en la marina, rodeados de botes y pequeños parques de diversiones. Hicimos un paseo a la playa, y al muelle de Balboa, donde pudimos apreciar el famoso Rubi Dinner, un restaurante icónico hecho al estilo de los años 1940, en 1980.   Cuentan que todo comenzó con la visión de dos amigos, Cavanaugh y Kosmides, quienes apostaron a alquilar un local dilapidado en la punta del muelle, que anteriormente había sido un lugar de venta de carnada para pescadores y lo convirtieron en uno de esos restaurantes de los 40's, diseñándolo al estilo tan recordado por los pueblerinos, y ofreciendo un menú típicamente americano de los restaurantes al paso, como hamburgers, papitas fritas, ensaladas, etc. Desde 1980 hasta la actualidad, los Rubis, llamados así por la madre de Cavanaugh, se han multiplicado desmedidamente por el Sur de California, Nevada, New Jersey, Missouri y Pennsylvania. Actualmente siguen sirviendo a los clientes, con la misma efectividad y buen servicio que los llevó al éxito.

Reserva Botánica y Forestal de Fullerton: 
Otra visita interesante fue la que hicimos a la reserva forestal y botánica de Fullerton donde el visitante puede obtener información sobre el mundo de las plantas y su diversidad y sobre las distintas variedades regionales. Tiene un espacio dedicado a la organización de eventos, clases y tours explicativos.  Es el jardín botánico más grande de Orange County. Posee una colección permanente de alrededor de 4000 especies de plantas de alrededor del mundo.  Con sus estancos, arroyos y naturaleza salvaje, el jardín nos ofrece una tranquilo retiro de la vida agitada urbana. Vimos preciosas rosas de diferentes colores y variedades y nos llamaron la atención los abundantes árboles de naranjas que alguna vez fueron salvados de la peste por conservacionistas interesados Aquí van algunas fotos:

El Museo Bower:
Un paseo muy agradable fue el que hicimos con Nyomi al Bower Museum, un bellísimo museo ubicado en Santa Ana en Orange County.  Abarca más de 100,000 pies cuadrados y está lleno de exposiciones, una tienda, y un restaurante muy bueno.  El patio está diseñado como el de un monasterio.  Fue construido en 1936, y hoy se pueden apreciar una serie de actuaciones, exposiciones y actividades para niños y adultos.  Tiene un edificio separado en el cual está el museo interactivo para niños.  Alli se pueden poner disfraces, hacer de cuenta que están en un campamento frente a una fogata, conocer algunos instrumentos tribales y máscaras étnicas, leer libros, participar en actividades como pintura o danza, etc.  Todos los primeros domingos de cada mes, la entrada al museo es gratis.  El día que fuimos había un pequeño festival donde ofrecían comida internacional, pintaban caritas de niños, decoraban parasoles chinos con pinturas variadas,y hubo muchas presentaciones de danzas internacionales.  Nyomi estaba feliz, e hizo que le pintaran la carita como un gato. En el museo grande había una exposición de los nativos de Oceanía que era muy interesante y en la que aprendimos una multitud de sus costumbres.  También había un pabellón dedicado a la milenaria cultura china. Pasamos momentos muy agradables de los que son testigo fehaciente las fotos que a continuación les ofrezco.  Fue curioso encontrar un árbol de huayruros  bien tupido, justo al salir del museo.  Nunca los había visto.





El Centro Getty del Museo J.Paul Getty:
Un día ideal lleno de sol y buena iluminación, nos dirigimos a Brentwood, por las montañas de Santa Mónica, para visitar el Museo del famoso millonario petrolero y coleccionista de arte, J.Paul Getty:  el Centro Getty.  
Vale la pena ahondar un poco en los orígenes de este gran museo; 
Paul   Getty fue único hijo de un millonario abogado y petrolero. Él siguió a su padre en la ventura de excavar pozos de este codiciado aceite; y ya a los 23 años , cuando excavó su propio pozo en Oklahoma,  se volvió millonario.  Desde joven, alternaba sus  actividades dedicadas a su negocio, con la escritura de libros, una lectura ávida de libros de historia y de arte y con la compra de objetos de arte, que poco a poco a poco se fueron acumulando, como grandes colecciones.  Fue así como  decidió hacer un pequeño museo, galería de arte y biblioteca en su mansión de Los Angeles; que luego con el tiempo tuvo que trasladar a una villa que construyó en  Malibú, al estilo de una mansión en Herculaneum, ciudad maravillosa que fue sepultada por lava del Vesubio en el año 79AD.  En 1970, en esa villa espectacular, depositó su colección de muebles y enseres antiguos, pinturas de la escuela holandesa, Inglesa y del Renacimiento Italiano y antigüedades del período Romano y Griego.  La colección se fue haciendo cada vez más grande y Getty renovó su interés por la construcción de un museo que le dejaría a la gente de Los Angeles.    Por 45 años alimentó su colección, y a pesar de que decía que las colecciones de arte fino son la mejor  de las in- versiones, también sentía que “pocas actividades humanas proveen a un individuo con una gran sensación de gratificación personal; entre ellas, la de armar una colección de objetos que lo llenen, y que lo hagan pensar que aquellas poseen  una belleza real y duradera”.
 Cuando murió en Junio de 1976, Getty dejó 4 millones de acciones petroleras de Getty (como 700 millones de dólares) para  ser destinados a su museo, con el fin de investigar y difundir el arte.   En 1981, la fundación Getty eligió a Harold Brown ( Jefe de la Comisión de Seguridad e Intercambio durante la época de Carter) para que estuviese al frente de ella .  En 1982 , la fundación se preparó para convertir al museo en una institución de significancia internacional, que  promovería las artes visuales   Crearon una biblioteca para la investigación del arte y nuevos programas dirigidos a crear becas en las humanidades y el arte y a la conservación y protección de la herencia cultural del mundo.  También se fomentaron una serie de proyectos y publicaciones  sobre este interés de Getty.
Así, con el dinero depositado en el Trust, la  Fundación se abocó a la expansión del museo y la construcción de un local que pudiese albergar todos los nuevos proyectos.   La  Villa de Malibú  quedaría con la colección de   antigüedades de Grecia, Roma y Etruria.   
En 1983, se compró en las montañas de Santa Mónica, a un costo de 25 millones de dólares, un drámático terreno de 750 acres, donde se construyó sobre 110 acres, este gran complejo dedicado al fomento, investigación, enseñanza y difusión del arte(600 acres han sido conservados en estado natural). Se encuentra sobre una elevación de 900 pies sobre la carretera I-405, lo que le permite tener una visión amplísima de las montañas de San Bernardino y San Gabriel por el Este, y del Océano Pacífico, por el Oeste.  
En 1985, John Walsh, anterior curador de pinturas del Museo Metropolitano de Arte de NY y del Museo de Artes Plásticas de Boston, y  profesor de Universidad, se convirtió en su primer director.  Se contrató a Richard Meier como  su arquitecto.  Su construcción comenzó en 1989 y abrió al público en 1997, y tuvo un costo de 1,000  millones de dólares: la inversión privada en arte más grande de toda la historia.  
Este  complejo arquitectónico monumental  alberga obras de artes asombrosas y profundas dentro de un centro promotor y difusor del arte, como lo quiso su gestor.  Tiene pinturas europeas, esculturas, dibujos, manuscritos antiguos, muebles y fotografías de todo el mundo.  Como dicen sus curadores, la gente le habla al arte y el arte les habla a ellos…es un sitio de diálogo perfecto con el arte, de interpretación de lo que se presenta ante sus ojos.  Es un lugar para la exploración y el descubrimiento, para la imaginación y  la inspiración, y uno está invitado a explorarlo en forma gratuita.  Todos los años se hacen programas públicos para explicar el  arte  exhibido  y lograr un intercambio cultural con artistas  y conservadores de todo el mundo.  En sus paredes reza un dicho:  “El arte  no reproduce lo que es visible, sino hace las cosas visibles.” (Paul Kee).
Cuando fuimos, entre las exposiciones temporarias, se encontraba la de la Reina Victoria y su pasión por la fotografía, el  mural  de Pollock,  la fotografía de Hiroshi Sugimoto.     
El edificio posee una fachada arquitectónica  impresionante y  ofrece desde sus terrazas de mármol unas espectaculares vistas panorámicas de la ciudad de Los Angeles, las montañas y el océano.  El museo invita al visitante distanciarse del mundo de todos los días…De él dijo Meier  "Pensé en una estructura clásica, elegante y atemporal emergiendo serena e ideal de la ladera salvaje de la colina. Un tipo de estructura aristotélica dentro del paisaje."  " En mi pensamiento siempre estuvo presente la Villa Adriano, en Caprarola, por su secuencia de espacios, su sentido del orden y la forma en la que los edificios y el paisaje se pertenecen unos a otros." 
Las paredes exteriores están recubiertas de mármoles travertinos extraídos de Bagni di Tivoli, Italia, es decir el mismo travertino con el que se construyó el Coliseo, la Fontana de Trevi y la columnata de la Basílica de San Pedro.  Fueron necesarios cerca de 100 viajes a través del Océano Atlántico para trasladarlo de Europa a América.  
El museo tiene cuatro pabellones:    El pabellón Norte esta destinados al arte antes de 1600, el Este y el Sur para el arte del período comprendido entre 1600 y 1800, y el pabellón Oeste para albergar el arte del período posterior a 1800. 
Tras arribar al complejo por la autopista de San Diego e ingresar al estacionamiento se asciende por un tranvía no contaminante, que deslizándose sin fricción por un colchón de aire se desplaza hasta la cima de la colina. Este viaje fue concebido para dar al visitante la sensación de una experiencia más allá de lo cotidiano. La estación superior, cuyo andén presenta una estética singular, prepara al visitante para ser recibido en una plaza de llegada.
Rodeando el austero edificio de trazos geométricos modernistas, se encuentra uno de los más bellos jardines que existen en el mundo, diseñado por un artista plástico que supo adornar y suavizar el paisaje, convirtiéndolo en una obra de arte.                                           
Cuando se contrató al pintor abstracto Robert Irwin para diseñar los jardines se escogió a  una persona que no tenía experiencia alguna en aquellos; pero que como era pintor, iba a encontrar la perfecta simbiosis entre la naturaleza, el movimiento y la luz. Y eso es lo que se quería lograr...Una conjugación entre la arquitectura y el paisaje…una maravillosa pertenencia entre uno y otro.   Según la crítica de arte Isabel Mignoni: "Utilizando la luz, los colores y el ritmo, su obra se trata de todo un ejercicio de seducción”. Cuando Irwin diseñó este jardín,  de 134,000 pies cuadrados, tuvo que pensar como pintor, al experimentar con la mezcla de colores entre las plantas; como escultor, al  intercalar los tamaños de aquellas; y como fotógrafo al imaginarse los cambios de luz del sol  y los cambios de apariencia de las cosas, en diferentes momentos del día.  Irwin describió a su jardín como "una escultura en forma de jardín, que aspira a ser arte”  Y en esta explosión de alegre colorido, juega un papel muy importante el agua, que va deslizándose desde una fuente  en la plaza superior y que va perdiéndose entre grandes masa de piedra de una especie de gruta que juega con la luz del sol;  para reaparecer como un riachuelo que se desliza bulliciosamente por cauces de piedra de diferentes tamaños que lo hacen cantar toda una melodía. El agua cae y transcurre al costado de plantas que cambian de color de paleta…desde grises, a   verdes, pasando por una plaza que contiene unas estructuras de acero en forma de árboles, que encierran unos arbustos de buganvilias y árboles de sicamoros,  para terminar en catarata en una gran pileta donde se produce una  alegre explosión de colores formado por el laberinto central de  azaleas rojas y rosadas y rodeado de los amarillos y azules de plantas anuales que nunca son iguales. . Caminos  serpenteantes y plácidos, acomodan el paso del casi millón de visitantes que anualmente los recorren.
Después, subiendo por unos caminos rodeados de plantas, se deja este lugar protegido  para enfrentarse con la visión de la ciudad de cemento flanqueada por las montañas que la rodean; y al fondo, la grandeza del Océano Pacífico.
En su publicación de “Jardines del Futuro”  de Guy Cooper y Gordon Taylor, ellos dicen del jardín: “Cuando Irwin aceptó el reto, él confirmó que no era un jardinero.  Sin embargo, nosotros consideramos el nivel inferior del jardín  como una obra maestra de paisajismo.  Sus elementos principales han surgido del análisis profundo de Irwin sobre el sitio que diseñó, pero también reflejan algunos de los más expresivos e importantes momentos en la historia del jardín de  muchas culturas. El jardín incorpora el serpentín, el zigzag, la reverencia japonesa para la colocación de las piedras, la alameda formal, el círculo, una variación en el espiral, el laberinto, la terraza, lo puntos de observación, y una forma expresiva y única del arreglo de las plantas.
Para Irwin, "no se puede plantar a la naturaleza; uno debe de cortejarla. Un jardín es una aventura, y la naturaleza es la forma más cercana de acercarse a ese mundo en movimiento.  Un jardín es  una obra de arte."
Irwin se tuvo que enfrentar a la dura crítica del arquitecto Richard Meir, quien dijo   que este diseño no se compatibiliza en absoluto con la arquitectura racional y ordenada del complejo, y aparece como un capricho individualista y descontextualizado; “un desastre completo”Sin embargo, y a pesar de esta rígida crítica, el contraste entre esa estructura masiva, como las paredes de un gran Coliseo Romano y el juguetón discurrir de los jardines, logra una comunión ideal y una fusión exitosa de estilos de diseño.
El jardín fue terminado en 1997 y en el año 2007, se agregó un fabuloso jardín de suculentas al costado del ala sur del edificio.  
Les ofrezco la película de orientación que se muestra a los visitantes antes de ingresar a visitar las colecciones.


También aquí van algunas de mis fotos:

El Show:
Los niños del colegio habían organizado un magnífico show en el que se ponía en escena la obra de Mary Poppins y en el que adicionalmente se mostrarían sus progresos en el aprendizaje de interpretación de instrumentos y en gimnasia, baile, tap dancing y canto.  Nyomi fue una estrella brillante en el show!
Aquí van unas fotos:

Discovery Science Center:
Y como no pueden faltar las excursiones interesantes con los niños, un día nos fuimos al Centro Discovery para las Ciencias, un lugar metido dentro de una construcción que parece un cubo gigantesco, donde hay muestras interactivas para que los niños descubran todos sus porqués sobre la historía y la ciencia en una forma interactiva entretenida y en la que puede participar toda la familia.  Allí se aprende sobre el espacio, quinética, los dinosaurios, y hasta cómo crear un ambiente "más verde"comprando productos que no lo dañen.  Aquí van algunas fotos de ese día:



Downtown Disney:
Y no podía faltar el sitio más feliz del Mundo de los niños y de muchos adultos: Disney!
Nosotros fuimos a un sitio específico, que fue el de la tienda de los ositos que se rellenan.  El niño o niña escoge un animalito de esos que están en las repisas de la tienda (osos, carneritos o cualquiera que le guste) y se le lleva a  una máquina enorme llena de lanas, donde los rellenan a vista y paciencia de elllos.  Después se pasa a la sección vestidos, donde se escogen ropas, zapatos, lacitos y todo lo que se quiera, pero a precios medio caritos.  Son inapreciables los momentos que se comparten viendo las caritas entusiasmadas a medida que se crean los muñequitos.  Nyomi  escogió un carnerito. Por supuesto que quiso el vestidito, los zapatos, y más tarde un helado, un  jugo, ir al baño, y lo coronó bailando salsa como una profesional, ante el beneplácito de muchas personas que la miraban mientras una banda tocaba.  Por si acaso se preguntan, ya conocemos el campo de  juegos de Disney.  Aquí van algunas fotos de ese día:

Nuestro viaje había terminado y en nuestro corazón quedaron esos momentos que duran tan poco pero que imprimen una huella especial en nuestros corazones, el gozar nuestra última juventud con nuestros nietos y compartir su alegría y responder a sus inquietudes.  Eso nada más queremos hacer...sacarlos de la rutina diaria, ser los seres mágicos que interrumpen la estrictez de todos los días; porque para eso es lo que servimos los abuelos...para ser los magos padrinos y madrinas de los niños!

Hasta el próximo año!