Total Pageviews

Saturday, February 25, 2017

Through the Wormhole - Season 1 Episode 1 ''Is There a Creator?''

Friday, February 24, 2017

Conferencia en George Washington Universityde Ricardo Anaya Presidente del PAN

Ricardo Anaya Cortés (Querétaro25 de febrero de 1979) es un abogado y político mexicano, miembro y presidente del Partido Acción Nacional.1 Se ha desempeñado como diputado federal de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión de México, como Presidente de la Cámara de Diputados de México y como líder del Grupo Parlamentario del principal partido de oposición en la Cámara de Diputados de México.
Actualmente se desempeña como Presidente Nacional del Partido Acción Nacional. (Wikipedia)


Thursday, February 23, 2017

Materia Prima







We have the pleasure in inviting you to Materia Prima. 4th International Festival of the Form Theatre which is unique on a European scale. We are going to present most outstanding performances of the form theatre from all over the world – from France, the Netherlands, Canada, Germany, Lithuania, Italy, Vietnam, Switzerland and USA. 

We have invited award-winning productions that are shown at prestigious international festivals and appreciated by the public all over the world. We are going to present innovative and surprising performances which combine theatre with nouveau cirque with dance theatre, where dance alternates with multimedia, and with puppet, mask, and shadow theatres. Materia Prima is a festival of Polish premieres and of artists who have been discovered for Polish adult audiences.

You are going to watch ten unique and most diverse shows. Daniel Finzi Pasca, a visionary of the modern theatre, author, director, and producer from Switzerland, who is the author of the famous Cirque du Soleil success, is going to be the star of the Festival. The artist is going to visit Poland for the first time, to present “La Verità” – a dazzling surrealist performance performed by 12 Artist Acrobats. 

Known for its daring experiments Compagnie Marie Chouinard from Canada is going to show the legendary “bODY_rEMIX/gOLDBERG _vARIATIONS” which is going to change your thinking about the arts of ballet and dance. While watching “Horror” by Jakop Ahlbom from the Netherlands, you will not only experience a masterly performed horror in the theatre but you will also find it hard to remain seated.

You are going to be stunned by the superhuman acrobatics by NoGravity Dance Company from Italy in their most recent “Aria” premiere. The dancers are going to deny all the principles of gravity. During the “Pixel” show by CCN Créteil & Val-de-Marne / Compagnie Kӓfig from France you are going to be immersed in virtual space created by the interaction between art, hip-hop and multimedia. Unique forms of puppet, object and mask theatres for adult audiences will be shown by TAMTAM objektentheater from the Netherlands, Numen Company from Germany, and by Vilniaus Teatras Lėlė from Lithuania.

There will also be a touch of Orient. Artists from Iran and USA – Fictionville Studio & Banu Productions – are going to play “Feathers of Fire: A Persian Epic” – a 10th century story translated into the language of shadow and mask theatre, as well as movie. The show has been recommended by the famous filmmaker Francis Ford Coppola. Thang Long Puppetry Theatre from Vietnam is going to perform in a pool of water to give you a show of Vietnamese water puppets, a traditional form that dates back to the 11th century.

Materia Prima is a festival that confronts the common trends in art. Instead of ugliness or discussion about the widespread crisis of culture fed by the crisis of civilization, we encourage presentations that systematise the world. You are therefore going to indulge in a generous portion of beauty, emotion and delight. Come and share in these unforgettable moments.

100% THEATRE

4.Materia Prima: 

primo ADDICTIVE
secundo HIPNOTIC
tertio INTOXICATING
quarto CAPTIVATING

ALWAYS IN GOOD FORM!

Estudio VargasHermanos: Arequipa en Blanco y Negro


TEXTO PRESENTADO POR UNION LATINA: MUSEO VIRTUAL

El Estudio de Arte Vargas Hnos.

A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, la fotografía peruana vivió una época de oro. En la costa y la sierra del país florecieron grandes estudios, que dejaron uno de los legados fotográficos más importantes de América Latina. Esta eclosión artística se concentró en tres ciudades: Lima, Cusco y Arequipa. Sin embargo, las investigaciones de los últimos años, que revelaron los maravillosos legados fotográficos de las dos primeras ciudades, inexplicablemente dejaron de lado la fotografía arequipeña.
Durante gran parte de su historia, por motivos geográficos, históricos y por su propia cultura, Arequipa ha sido un mundo a parte, alejado de Lima y del resto de la sierra peruana. La Arequipa de antaño era orgullosa, conservadora y profundamente tradicional, y no deja de sorprender que en esta hermosa y templada ciudad, rodeada de volcanes y desiertos temibles, los arequipeños desarrollasen un particular e independiente modo de ser.
No obstante, en las últimas décadas del siglo XIX Arequipa comenzó a cambiar aceleradamente. La fuerte inversión extranjera en infraestructura y comercio en todo el país condujo a un boom de las exportaciones, y Arequipa, gracias a su acceso a la costa y la sierra, se transformó en un centro de la industria lanera y minera. Poderosas casas comerciales llegaron a dominar el mercado internacional de lana de oveja y alpaca, creando enormes fortunas. Con el crecimiento de la economía, surgió la demanda de bienes y servicios de lujo. Las suntuosas mansiones de los nuevos ricos se llenaron de muebles y adornos importados, y sus dueños lucían la última moda europea. En Lima y las provincias aparecieron estudios fotográficos para retratar a esta nueva burguesía. Por el año 1895 había dos grandes estudios en Arequipa, uno dirigido por Emilio Díaz y el otro por Maximiliano (Max) T. Vargas; este último era, de lejos, el más exitoso. Allí Carlos y Miguel Vargas Zaconet aprendieron su oficio.
Los hermanos Vargas nacieron en Arequipa en condiciones humildes, Carlos en 1885 y Miguel en 1887. Talentosos, trabajadores y ambiciosos, se inscribieron en el Colegio Salesiano, donde fabricaron su primera cámara fotográfica, recibiendo como premio una medalla de plata. Esta hazaña llamó la atención de Max T. Vargas y, en 1900, los hermanos Vargas se hicieron sus aprendices (no había relación familiar entre los hermanos y Max T. Vargas).
Max T. Vargas desempeñó un papel muy importante en el desarrollo artístico del sur andino. Destacados artistas pasaron por su estudio, entre ellos el carismático bohemio J. M. Figueroa Aznar, a la sazón pintor y fotógrafo, cuyos fotóleos sirvieron de inspiración a Miguel Vargas. Otro alumno del estudio fue el hijo mayor de Max T., Alberto Vargas, quien se hizo famoso como el creador de las “Varga Girls” que adornaron las revistas Esquire y Playboy. En 1908 ingresó un nuevo asistente al estudio: el joven puneño Martín Chambi, hoy en día conocido internacionalmente por sus fotos de Cusco y la vida serrana.
En 1912, los hermanos abrieron su propio establecimiento. El negocio fue un éxito desde el inicio; en 1922 remodelaron su local, que llegó a ser más lujoso que el estudio de su maestro. Durante los años veinte, Arequipa alcanzó una prosperidad sin precedentes, y el Estudio de Arte Vargas Hnos. llegó a su apogeo gracias a una vibrante economía, un florecimiento de las ideas revolucionarias y una generación de poetas, artistas y escritores talentosos que convirtieron la “Ciudad Blanca” en un oasis de cultura.
En el esplendor de su éxito artístico, los hermanos Vargas organizaron 16 exposiciones para exhibir sus mejores registros, y sus imágenes aparecieron frecuentemente en revistas nacionales y extranjeras de la época. Es precisamente en este período cuando el vínculo con artistas e intelectuales se intensifica. Alberto Guillén, poeta arequipeño, los recordaba como “bohemios elegantes y sutiles seductores”. En una época que carecía de galerías y museos, los hermanos Vargas hicieron de su estudio un centro de difusión cultural. Célebres pintores y caricaturistas expusieron sus primeras obras en la galería de los Vargas, y la llegada a la ciudad de personalidades nacionales e internacionales alentó ese fértil encuentro que progresivamente convirtió el estudio de los Vargas en un referente obligado. En sintonía con las otras corrientes culturales del sur andino (el grupo Orkopata en Puno y los indigenistas de Cusco), los hermanos Vargas realizaron una gran variedad de actividades de la intelectualidad ‘de avanzada’ como polémicas, conferencias y recitales. Asimismo, movimientos políticos regionales, entre ellos los grupos Sur y Arequepay, encontraron en su estudio apoyo y simpatía.
A medida que la fama de los hermanos Vargas crecía, sus logros fueron reconocidos en América del Sur y en Europa. En 1925 ganaron medallas de oro en el Salón de Arte Fotográfico de Buenos Aires y el Gran Premio de Honor y Medalla de Oro en el Centenario de la Independencia de Bolivia. En 1928, los hermanos Vargas fueron destacados en la Exposición de Sevilla junto a los fotógrafos más prestigiosos de Lima.
Todo cambió con el advenimiento de la depresión mundial en 1929. La crisis económica sacudió el sur andino, derribando la brillante sociedad que por tanto tiempo había sostenido el Estudio de Arte Vargas Hnos. De pronto, los estudios establecidos, con su gran personal y elevados gastos, ya no eran viables, y los fotógrafos se vieron obligados a cultivar una nueva clientela de poco dinero y menos pretensiones. La fotografía, antes un lujo, ahora estaba al alcance de todos, poniendo fin a la época dorada de los estudios tradicionales.
Poco a poco desaparecieron las escenografías elaboradas, las poses inspiradas y gran parte de la creatividad que antes fueron el sello del Estudio Vargas Hnos. En su lugar quedó un estudio moderno, más popular y comercial. Sin embargo, mantuvo su prestigio en Arequipa hasta el año 1958, cuando, al disolverse la sociedad familiar, se cerró para siempre ese centro artístico que durante casi medio siglo registró la vida social, cultural y sentimental de los arequipeños.
Los hermanos Vargas dedicaron sus vidas a la creación de un legado singular. En una alquimia delicada de luz, plata y vidrio retrataron su ciudad natal, captando los rostros y lugares, sueños e ilusiones de una época. Mientras el mundo que ellos vivieron se aleja cada vez más en la historia, sus fotografías permanecen como elocuentes recuerdos de un momento en que la fuerza incontenible de la modernidad aún no había arrasado los ritmos agraciados y elegantes de una sociedad vivaz y brillante.