Vistas a la página totales

domingo, 21 de noviembre de 2021

 






DEMOS GRACIAS POR LA VIDA



Este año celebramos de nuevo la Fiesta de Acción de Gracias"en los Estados Unidos.  Ya no solo es una fiesta que conmemora un sólo hecho, como es de la "comida de agradecimiento compartida"entre peregrinos europeos e indios americanos; una historia redentora para disimular un pasado esclavizador, como fueron todas las conquistas de un mundo nuevo.

Han pasado 400 años (1620) desde que se comenzó a forjar la historia de los Estados Unidos de Norteamérica, y mucha agua ha corrido bajo los pies de sus habitantes.  Se han producido muchas luchas para formar una nación a la que se ha tratado de moldear como un mapa vivo de geografía accidentada; con habitantes unidos por una lengua importada, que ya no es para todos de un mismo origen, y por una ensalada de culturas que viven tratando de enfrentarse a una realidad que los une para poder sobrevivir los tremendos desafíos internos y la problemática externa que se presenta como consecuencia de la globalización. 

El liderazgo del país y las orientaciones políticas imperantes, han enfrentado a sus habitantes a través de los años, y se han producido graves atropellos a la dignidad humana y a los derechos de los pueblos. La competencia por el poder y la posesión  de los medios económicos ha utilizado como armas las excusas religiosas y la creencia de una superioridad de grupos raciales y culturales sobre otros. Vivimos en un mundo de competencias desleales, apoyadas ahora, por un periodismo mayoritariamente incisivo y deshonesto, que sorprende e inquieta. La educación de sus ciudadanos está dividida convenientemente y orientada al desconocimiento de los derechos fundamentales de libertad, justicia, unión e igualdad de oportunidades, por los que tanto abogaron los Padres de la Patria. Nos preguntamos, sin embargo, si en esta epoca, la visión de estos derechos se ha ampliado, porque los tiempos son diferentes.

El devenir histórico y el adelanto de la tecnología han permitido progresos enormes en la ciencia y en la comunicación; factores que aparentemente nos deberían unir como nación y como habitantes del mundo. Sin embargo, encontramos a hermanos humanos, enfrentándose ambiciosamente para ganar su espacio en esta tierra que se va haciendo cada vez más apretada, por su propia culpa.  La falta de políticas unitarias adecuadas para la protección del medio ambiente; la destrucción de la naturaleza para extraer irresponsablemente lo máximo de lo que ella nos ofrece; sólo acelera nuestra destrucción.

Sin embargo, estos dos años de pandemia, nos han llevado a reflexionar que podemos reinventarnos y encontrar nuevas formas de contribuir a nuestro bienestar personal; a repensar quiénes somos y adonde vamos y de encontrar nuevas formas de contribuir a esa sociedad que hemos estado abandonando, para funcionar en conjunto. Que nuestra nueva creatividad, recién descubierta, se oriente a abogar por una sociedad pensante y empática. Una sociedad que le haga justicia a esa naturaleza ante la que se abren nuestros ojos cada mañana , para que amanezcamos con un deseo de cambios positivos.

Que después de esta terrible amenaza, podamos dar las gracias a la vida y nos demos una segunda oportunidad para comer juntos en un mundo nuevo...este mundo transformado por una tragedia que nos sacude y modifica nuestras actitudes; un mundo que  trasciende países, para trabajar juntos por el progreso unitario.

Feliz Día de Acción de Gracias!                                                                   Noviembre 25 de 2021

Lucy Newton de Valdivieso

jueves, 4 de noviembre de 2021

                                                                    EL CANAL ERIE 

 

 


La importancia de la ciudad de Nueva York 
como centro pujante de la economía y comercio de los Estados Unidos, se debe al esfuerzo de hombres visionarios que sortearon con grandes dificultades y trabajo extenuante , su paso por las montañas Apalaches , barrera  petrea para unir los pueblos del Oeste Medio a través de ríos y lagos, con la parte Este del país.  El Oeste medio, que ahora contiene a los Estados de Ohio, Illinois, Michigan, Indiana y Wisconsin, contaba con maderamineralespieles y tierra fértil para cultivar, pero estas montañas bloqueaban el paso del comercio.
 



Esta es la historia del Canal Erie, que fue concebido gracias a la idea de un comerciante de harina endeudado, Jesse Hawley, que fue encarcelado por no pagar sus deudas.  Desde la cárcel hizo llegar al entónces alcalde de Nueva York,De Witt Clinton su idea de construir un canal que se extendiera por 400 millas  desde Buffalo, Nueva York en la orilla Este del Lago Erie, hasta el río Hudson en Albany, Nueva York.con el fin de mejorar el comercio y transporte hacia los Grandes Lagos y el Oeste Medio de los Estados Unidos. 

El Canal Erie, que fue fuente de gran oposición políticacomenzó finalmente a construirse en 1817. A través de terrenos agrestes, por bosques y grandes zonas rocosastrabajadores irlandesesalemanesingleses y americanos, que recibían un salario de 1 dólar diarioabrieron su paso para unir las regiones tan anheladas, y hasta ahora aisladas entre .  Desenterraron, con sus meras manos, rocas y tierra, y grandes raíces de árboles, y se ayudaron de animales para mover el material más grande.  Utilizaron pólvora para volar rocasya que no se había inventado la dinamita.  En la construcción aprendieron a utilizar cemento hidráulico, que tiene la capacidad de fraguar y endurecer en presencia de agua 




La construcción demoró 8 años, y tuvo un costo de 7 millones de dólaresAtravesaba 363 millas de bosques, campos y laderas rocosas.  Contenía 83 esclusaselevadores que se usaban para levantar y bajar botes entre estrechos del canal con niveles de agua diferentes.  Los trabajadores excavaron 4 pies de profundidad y 40 pies de ancho para el tráfico por el canal. En Lockport, se tuvo que construir 5 esclusas en escaleradebido a que la Cuesta del Niágara, un precipicio  que salía de la garganta del ríoimpedía un pase nivelado, y había que levantar los botes 60 pies encima de ellaSu nombre se debe a que es la cuesta sobre la que cae el río Niágara a las cataratas del Niágara. 


Los barcos eran jalados por un camino lateral o de sirga por mulas manejadas por niños adolescentes llamados "hoggies”.  Al aproximarse a las compuertaséstos desamarraban las sogas para que el bote entrase a ellas; y allí se alzaba a la altura  apropiada.  Luego , se les volvía ha amarrar y se controlaba la posición de ellos jalándolos con las sogas sobre las barandas de fierro al lado del canal.  Luegoel bote seguía su curso.  Hoy en día se pueden ver las huellas de la fricción de las sogas  en los rieles al costado del canal. 










Posteriormenteel Canal  en Lockport, tuvo dos ampliaciones:  Entre 1835 y 1862, en que se reemplazó a las esclusas originales por unas dobles más amplias y se hizo otra ampliación entre 1905 y 1918. El Canal fue ensanchado 70 pies de ancho y 7 pies de profundidad.  El Canal fue una de las obras más importantes de ingeniería civil y construcción en los Estados Unidos.




Lockport se convirtió en una ciudad pujanteen la que el exceso de la corriente de agua se utilizó para operar molinos de harina y aserraderostrayendo una prosperidad comercial a esa región. En 1865, la población había crecido entre 1817 y 1865, de 1500 a 11,000 habitantes. 

Los beneficios económicos del Canal fueron innumerables.  Antes de ser terminada su construcción, para llevar una tonelada de bienes de Buffalo a Nueva York costaba 100 dólares  en 1825.  Una vez que comenzó el funcionamiento del Canal, el precio se redujo a sólo 10 dólares.  Ademásel tiempo de transporte se acortó  en un tercio. Un viaje que duraba en diligencia, alrededor de dos semanas, se redujo a 5 días de navegación. 

El Oeste Medio se convirtió en la capital de producción de alimentos de los Estados Unidos. En 1853, el Canal Erie, ya transportaba el 62% del comercio de los Estados Unidos.  El Canal dio a Nueva York la posibilidad de competir y hasta reemplazar a New Orleans, Boston y Philadelphia, como destino de los bienes agrícolas y otros productos del Oeste, y se convirtió en un centro económico próspero y en una de las más poderosas ciudades americanasasí como que se convirtió en el principal puerto de la naciónpuerto de entrada de inmigrantes europeos, y abrió el interior del pais para posibles asentamientos. 


La población de la ciudad de Nueva York de cuadriplicó entre 1820 y 1850.  La financiación de la construcción del Canal, permitió a la ciudad eclipsar a Philadelphia como el centro banquero más importante. 


Como dato interesantedurante la época de la esclavitud, los esclavos cimarrones usaron la ruta de las mulas junto al canal, como parte del llamado Ferrocarril Subterráneo o rutas clandestinas usadas por los esclavos, para escapar a Canadá.  


Hoy en día, partes del Canal todavía siguen operablesaunque la mayor parte del tráfico fluvial es para turismo. 


El tráfico comercial y de transporte declinó abruptamente después de la terminación del Canal Marítimo de Saint Lawrence en 1959.  El nuevo Canal a lo largo de la frontera de los Estados Unidos con Canadápermitió la entrada de barcos grandes  a los Grandes Lagos, directamente desde el Océano Atlántico, sin tener que pasar por el Canal de Erie. 

En el año 2000, el Congreso designó al Canal de Erie como Patrimonio Histórico Nacional con el fin de preservar esta histórica vía fluvial y las comunidades a lo largo de sus orillas, 

 

 

El Canal Marítimo de San Lorenzo