Total Pageviews

Friday, June 24, 2011

Un Viaje Inolvidable a Quito, Ecuador

Ahorita acabo de pasar una semana inolvidable en la ciudad de Quito,Ecuador, y parece que todavía no he proseguido mi viaje.
Mi blog trata sobre el Perú y el mundo...así puedo plasmar en él todos los recorridos interesantes que voy haciendo...y ciertamente, Quito puede causar el encanto de cualquier persona que la visita.
Quito, una ciudad de casi dos millones de habitantes, está a 2,800.metros sobre el nivel de mar y en la falda oriental del volcán Pichincha. El primer día, definitivamente uno tiene que tomar un diurético potente para que la presión no se le suba al cielo y el mal de altura no le afecte. En mi caso, lo tuve que tomar como cinco días, porque la presión atmosférica debe de ser especial...claro, si está en la mitad del mundo...allí donde puedes poner cada una de tus piernas en un hemisferio diferente...el magnetismo existente debe de ser impresionante! Dicen que se hacen demostraciones como hacer parar un huevo en su punta o hacer drenar el agua contra o a favor del pase de las manecillas de un reloj.
Las sucesivas expediciones francesas, que se llevaron a cabo desde 1743 con De la Condamine, Godin y Bouger y otros científicos, en los años posteriores han fijado la latitud y la longitud de aquel espacio determinándolo como el centro de la tierra. Es impresionante el museo etnográfico dentro del monumento de fierro, cemento y andesita...dentro de él se presentan las diferentes culturas ecuatorianas.
Quito, cuyo nombre proviene de la cultura Quitu que pobló esa area con fines comerciales durante el primer milenio de nuestra era, fue ocupada por los Caras y sus reyes los Shiris, allá por 980AD...imperio que duró cuatrocientos años. En 1462, el Inca Túpac Yupanqui, con un ejército de más de 250,000 hombres, conquistó y ocupó esta area y la integró al imperio de los Incas. En 1534, los españoles conquistaron y colonizaron la misma. Diego de Almagro la llamó primero Santiago de Quito y luego, San Francisco de Quito. En Diciembre de 1534, Sebastián de Benalcázar, venció la última resistencia de los naturales, ejecutando al rebelde Rumiñahui y fundando la muy noble y leal ciudad de San Francisco de Quito el 15 de Febrero de 1556.
En 1563, Quito se volvió parte de la Real Audiencia y como consecuencia, parte del Virreinato del Perú, con sede en Lima.
La diocesis de Quito se estableció en 1545, y se elevó a la categoría de arzobispado en 1849. Como parte de la política virreinal, se trató por todos los medios de evangelizar a los infieles. Durante la epoca de la colonia se construyeron más de 20 iglesias en el perímetro de la ciudad.


La primera iglesia fue la de Belén, y posteriormente se construyó la de San Francisco en 1535; unas de las 20 iglesias que hoy rodean a la ciudad de Quito.
Una de las iglesias más bellas e impresionantes que he conocido en mi vida, es la Iglesia de la Compañía de Jesús, de estilo barroco, cuya construcción duró 160 años. Cada centímetro de la Iglesia está tallado y dorado con láminas de oro de 23 kilates. En ella se encuentran magníficas obras de arte de diversos artistas quiteños de los siglos xvii y xviii. Llaman la atención dos grandes lienzos que representan al Infierno y del Juicio Final por Hernando Cruz, 16 cuadros de los profetas de Nicolás Javier Goríbar, y las escenas bíblicas de Sansón y Dalila y de José, hijo de Jacob. Destacan el balcón dorado en la nave norte y los maravillosos retablos laterales, así como la cúpula central con decoración de ángeles y evangelistas.

Debajo del altar mayor se encuentran los restos de la primera santa ecuatoriana, Marianita de Jesús,quien escogió este templo, donde oró desde niña, como su morada después de muerta. También se encuentra una réplica de la litografía milagrosa de la Virgen Dolorosa del Colegio Jesuita, a quien durante una semana entera unos niños colegiales vieron llorar.

Como consecuencia de los sismos de 1859 y 1868 la torre del campanario sufrió daños extensos, lo cuales hoy en día han sido reparados. Desde 1987 la iglesia se ha venido restaurando con el fin de lograr preservar esta joya colonial.
Después de 400 años, el Convento de las Clarisas ha abierto sus puertas para exponer valiosas obras de arte.
Hay obras de Miguel de Santiago, Johanes López, Manuel Samaniego, Bernardo Rodríguez, Joaquín Pinto, así como las maravillosas tallas esculpidas por Manuel Chili, Caspicara y Bernardo de Legarda.
Quienes la visiten podrán admirar el arte en el contexto de la evangelización, la presencia de las órdenes religiosas, masculinas y femeninas, los gremios y las cofradías como mecenas de la producción artística, así como las extraordinarias obras de arte de los maestros que alcanzaron fama en la época colonial.
Llama la atención la Basílica del Voto Nacional, cuya construcción gigantesca se inició hace 108 años y ha sido considerado como el templo neogótico más grande de América. Surgió de la idea de construir un monumento como perpetuo recuerdo de la consagración del Ecuador al Corazón de Jesús, planteada por el padre Julio Matovelle, Diputado de la República en 1883. En el convento y en la Basílica se guardan más de 4 mil obras de arte de varias épocas, que aun no han sido inventariadas.
El 10 de Agosto de 1809 se inció un primer movimiento independentista del yugo español, que fue sofocado por las tropas imperiales que fueron enviadas desde Lima. El 24 de mayo de 1822, el Coronel Sucre, bajo el comando de Bolívar, logró la independencia de Quito y de sus areas aledañas.


Quito ha sido denominada la Capital Cultural de América en 2011...un referente mundial de belleza arquitectónica, histórica, cultural y artística.


El Panecillo es un cerro de origen volcánico de 200 mts. de alto situada entre el sur y centro de Quito. Su pico se eleva a una altura de 3,016 mts. sobre el nivel del mar. Sobre esta elevación se erige una estatua de 45mts.de la Virgen de Quito, la cual fue comisionada por los padres oblatos en 1976 al artista español Agustín de la Herrán Matorra,y está hecha con 7,000 piezas de aluminio. La imagen ha tomado como modelo a la Virgen de Quito que se encuentra en la Iglesia de San Francisco, la cual posee alas y muestra movimiento...una variación de las obras de la Escuela de Arte de Quito...una de las más renombradas del siglo XVIII.   Es la primera representacion de una virgen aladá; quizás en el mundo.  En una placa al pie del monumento dice que la mujer representa la mujer del apocalipsis de la que se habla en el Libro de Revelaciones de la Biblia.

Una noche tuvimos la oportunidad de ir a pasear en el famoso telesférico que eleva a los visitantes a 4000 mts.de altura. Desde la cima se observa toda la ciudad de Quito y gran parte de las montañas y volcanes. Está en la parte este del volcán Pichincha. En una de las tienditas había un servicio de fotografía para turistas; así que hicimos las poses pertinentes y nos tomaron las fotos siguientes.
La comida y los tragos en Quito son de primera. Tuvimos la oportunidad de gozar del sabor inigualable de algunos platillos ecuatorianos, de los cuales daré la receta en mi blog de cocina.Son populares los platos de mariscos y pescados, cuya exquisitez se debe a los abundantes microorganismos que flotan sobre el mar ecuatoriano y de los que se alimentan los peces y otras especies marinas. Un "canelazo"bien calientito, trago especial ecuatoriano, sirve para calmar el frío en esas noches gélidas de Quito. A propósito, Quito tiene un clima muy agradable la mayor parte del año...calor de día y noches frías. Una frazadita, un buen licorcito y un cálido abrazo en las noches, solucionan todo!
Restaurants como el el Mirador de Vista Hermosa o el Escondite de Cantuña tienen una vista fabulosa de Quito y ofrecen una comida espectacular. Como era el Día del Padre, Vista Hermosa nos presentó con una comida riquísima, música del recuerdo, y hasta rifaron un cuadro pintado por un artista local en sólo cuarenta minutos. Impresionante vista del Quito Histórico y de todas las luces de la ciudad....aunque ahora, con esto de la pólítica verde de Correa, su resplandor se está apagando.



El Centro Histórico y sus callecitas evocan la memoria de tiempos coloniales pasados...calles serranas de pendientes y bajadas,de calzadas encementadas y salpicadas de faroles que se conservan desde tiempos pasados... pasadasos! Cuantas bellas damas mirarían disimuladamente pasar a los cortesanos desde los elaborados balcones de sus casas.

Ya en la Plaza de Armas, se puede admirar el bellísimo monumento dedicado a los próceres de la Independencia del 10 de agosto de 1809, fecha recordada como el Primer Grito de Independencia Hispanoamericana. El entorno de la plaza se encuentra flanqueado por el Palacio de Carondelet o de Gobierno, la Catedral Metropolitana, el Palacio Arzobispal, el Palacio Municipal y el Hotel Plaza Grande. Sin mucho esfuerzo se pueden encontrar grupo de sindicalistas reclamando toda clase de desatenciones hechas por el gobierno.

No se puede dejar de visitar los centros artesanales, dentro de los cuales se encuentra lo mejor de la confección artesana de todo el país...hay que tener cuidado de que el encanto de sus prendas no nos seduzca tanto, como para gastar lo que nos sobraba para ahorrar!
Asimismo, no debe de faltar un paseito por los supermercados...sólo para ver precios y comprar uno que otro dulcecito; y sobretodo para ver de cerca los frutos del Ecuador. En la casa donde nos alojamos nos atendieron tan bien, que todos los días tomábamos un jugo diferente para el desayuno. En el mercado, fotografié y hallé una descripción de cada uno de aquellos y de los usos que se les dan.


Quito, ciudad de campanas, tierra amada del famoso pintor Guayasamin y alojamiento de su sobrecogedora y magnética Capilla del Hombre, parece llamar con sus repiques al visitante...quizás hasta lo anuncia....