Total Pageviews

Sunday, March 9, 2014

CHABUCA GRANDA La Flor de la Canela,José Antonio,Cardo o Cenizas... PERU


El 8 de Marzo de 1993, muere a los 62 años, en Miami, Estados Unidos de Norteamérica la cantaurora   Chabuca Granda, la más grande cantora y poetisa que tuvo el Perú.  Su música da vueltas al mundo y la letra de sus canciones evoca a su Perú que tanto quiso.
Con estas palabras, una de su discípulas más queridas, la cantautora Olga Milla, le dedica esta bella elegía:
"Hoy Día de la Mujer, falleció Chabuca Granda hace 31 años. La conocí en mi niñez por amigos comunes y luego como estudiante, cuando quería hacer programas de TV sobre cultura popular. A su generosidad y genio, la ternura del recuerdo, le escribí esta nota en su cumpleaños. Pero hay que celebrar la vida siempre. Comparto: 
"Al final de estas letras queda una alameda. Limita con una calle por el norte con el futuro y otra calle hacia el sur con el recuerdo, ... esa geografía que reúne el mundo virtual y real donde libremente, millones de voces canturrean flores de la canela y flores buenas de Javier, deslizando familiarmente el nombre de la compositora: “de Chabuca” anunciamos. Todos así, vamos llevando serenata a una creadora que con el hilo de su canción, apoya un canto de unidad y orgullo a través del talento de todos, los conocidos y los menos, diluyendo geografías, compartiendo historia. 
Más allá de su espléndido catálogo de canciones que se multiplica en las voces de todos, hay en la peruana obra de Chabuca Granda una lección de vida y el provocador legado con el que nos aguijonean los genios: Tomar nuestro propio camino. Con plenitud e integridad. Y para coronar la faena, con elegancia. Mujer independiente para la época que vivió, tomó las riendas de su vida y no esperó un milagro.
Era el siglo pasado y yo en uniforme escolar, acompañaba a mi entrañable Milagros a hacer en un suspiro el camino a su bucólica casa rancho de la familia Poggi Machuca, en Miraflores: Gorreábamos un rico lonche (léase merienda) y causábamos estragos en las mejillas con besos melosos y aromáticos de café con leche que estampábamos en los cachetes de la mamá y dueña de casa y su visita, que era Chabuca Granda. Era habitué de ese criollísimo clan familiar. Años más tarde, cuando universitaria, volvería a verla; ya entonces había comprendido lo que Chabuca Granda significaba para la música de Latinoamérica, pues amén de sus canciones, producía su propio programa de TV, esa perla que se llamó Déjame que te cuente, que hoy en día felizmente nuestra entrañable Teresa Fuller recoge en su programa en Radio Nacional del Perú.
Aquella vez en su departamento miraflorino no solo nos enfrascamos a cantar a capella, sino que con su mirada azul, pescando por el rabillo del ojo mi inquietud de estudiante, escrudiñó con gracia y paciencia mi cuaderno de canciones, corrigiendo ortografía, invitándome a cantarla, instándome a escribir lo mío, con una sencillez de consagrado que siempre agradeceré.
Esa mirada azul, se repite en los ojos de su hija Teresa, así como su apoyo a la canción de autor del Perú. Por eso las guitarras y las voces también dicen salud por ella. Por tí Teresa. 
Habiendo andado algo en este mundo en el que sobran sensibilidades sobre el rol de los forasteros, quiero traer para terminar, lo que escribí hace mucho para un diario nacional: Que Chabuca Granda era una colonizadora a la que se le esperaba con los brazos abiertos. Porque conocía y amaba su tierra, podía amar y hacer grande también la otra. Amor correspondido."
De Wikipedia les transcribo un artículo que a su vez transcribe lo que escribió Chabuca sobre su canción:
José Antonio es uno de los principales valses peruanos compuesto por la cantautora Chabuca Granda. El vals está inspirado en José Antonio de Lavalle y García y hace reminiscencia a los antiguos caballos de paso.
Don José Antonio de Lavalle y García, era nieto del diplomático José Antonio de Lavalle y de Mariana Pardo, hermana del presidente Manuel Pardo y Lavalle. Descendiente de los condes de Premio Real y de Casa Saavedra, era amigo personal deChabuca Granda y de su padre, Eduardo Granda San Bartolomé, y se interesaba por criar y preservar al caballo peruano de paso. José A. de Lavalle murió el 17 de mayo de 1957 antes de que Chabuca Granda estrenará la canción, por esa razón la última parte dice: "José Antonio, José Antonio / ¿Por qué me dejaste aquí?...".
Dedicatoria de Chabuca Granda:
A José Antonio de Lavalle y García, barranquino, gran señor peruano,
angustiado desde su juventud por la desaparición irreparable de nuestras esencias, por ejemplo: el Caballo de Paso. Desaparecía este admirable animal de trabajo y viajes largos.
José Antonio tenía un potro, “Pancho Fierro” y del embride de éste con una yegua moqueguana propiedad de un señor chino, brotaron todos los ambladores de hoy.
Para gloria de José Antonio, los criadores actuales de nuestro país -angustiados, como es natural, por una u otra cosa- siguen perfeccionando el genotipo y varios países sudamericanos se surten de este animal nuestro.
En California, inclusive, hay un cálido lugar –Lomita- donde le crían bajo el nombre de “The Peruvian Paso Horse”.
José Antonio me contó tanto de este caballo que le hice esta canción, pero no me la oyó. Por eso le letra tiene la fuga al final, que dice: José Antonio, ¿por qué me dejaste aquí?. Y cuando algunas señoras la cantan con ira, yo digo: No, si la canción es de amor. El señor se me murió. Era un señor muy viejo,
muy amigo de mi padre y muy amigo mío.
1 == Letra ==
Por una vereda viene cabalgando José Antonio,
se vienen desde El Barranco a ver la flor de amancaes;
en un bere-bere criollo va a lo largo del caminocon jipijapa, pañuelo y poncho blanco de lino.
Mientras corre la mañana su recuerdo jugueteay con alegre retozo el caballo pajarea;fina garúa de junio le besa las dos mejillasy cuatro cascos cantado van camino de Amancaes.
¡Qué hermoso que es mi chalán!Cuan elegante y garboso sujeta la fina rienda de seda,que es blanca y roja;que dulce gobierna el freno con sólo cintas de sedaal dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere.
Tu mi tierra que eres blanda,le diste ese extraño andarenseñándole el amblar del paso llano gateado;siente como le quitaste durezas del bere-bereque allá en su tierra de origen, arenas le hacían daño.
Fina cadencia en el anca, brillante seda en las crines,y el nervio tierno y alerta para el deseo del amo;ya no levanta las manos para luchar con la arena…quedó plasmado en el tiempo su andar de paso peruano.
¡Qué hermoso que es mi chalán!Cuán elegante y garboso sujeta la fina rienda de seda,que es blanca y roja;que dulce gobierna el freno con sólo cintas de sedaal dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere.
José Antonio, José Antonio¿Por qué me dejaste aquí?Cuando te vuelva a encontrarque sea junio y garúe;me acurrucaré a tu espalda''bajo tu poncho de linoy en las cintas del sombrero
quiero ver los amancaesque recoja para ti,cuando a la grupa me llevesde ese tu sueño doradode tu caballo de paso
¡Aquél del paso peruano!