Total Pageviews

Tuesday, April 26, 2011

Política en Formación


Amigos: todos los días, articulistas, periodistas, y ciudadanos del Perú o simpatizantes de nuestro país, se dedican a escribir artículos "convincentes" que favorecen o despotrican a uno u otro candidato presidencial en el Perú. Todos se encuentran en la tremenda dicotomía de tener que elegir en la segunda vuelta de las elecciones peruanas, que se realizará el 5 de Junio, entre dos candidatos: Keiko y Humala.

El ambiente peruano está cargado de una energía negativa y autodestructiva. Nunca antes se ha visto un interés tan grande por leer y escribir todo lo que se sabe sobre ambos candidatos, estudiar a fondo sus planes de gobierno y realmente tratar de convencerse los unos a los otros sobre quién debe de ser el ganador.

El Perú ha tenido durante diez años o más un crecimiento sostenido y hoy en día es un país que tiene un nivel de desarrollo que ha alcanzado niveles insospechados para una nación sudamericana; pero este crecimiento ha tomado en cuenta el nivel macro, el nivel empresarial, y se ha descuidado...no olvidado… de compartir su progreso con la población más desposeída. Ante esta problemática, los sectores menos beneficiados han voceado su descontento en estas elecciones, y las plataformas sociales, los planes de gobierno de los "concursantes", han querido lanzar promesas a doquier; algunos aprovechando el panorama social, para confundir a las masas y hacerles saber que su "mañana" ha llegado. Mientras algunos trabajaban a alto nivel para construir un discurso bonito y unos planes competentes hasta en el formato, otros hacían lo propio, trabajando como termitas e insertándose entre los sectores más pobres de la población y haciéndoles llegar su mensaje de empatía y sus promesas de darles un mundo mejor. Es por esto, que hoy día su labor ha dado fruto y han sido elegidos mayoritariamente por el pueblo peruano como la voz de sus inquietudes.

Tenemos por un lado, a la hija de un dictador, del que dicen unos que con garra fuerte erradicó el terrorismo que azotaba al país, que se inició durante el primer gobierno de nuestro actual presidente García...terrorismo que contradictoriamente tuvo entre sus víctimas principales, justo a los que supuestamente defendía y quería incluir como sus beneficiarios en su reforma y en la creación de una nueva sociedad más justa. Y por eso defendieron y endiosaron a Fujimori. Qué pena que fue parte de unos de los más corruptos gobiernos de la historia del Perú. Pero como los peruanos ya se olvidaron y el sufrimiento los cuarteó, sólo responden al miedo y a lo malo conocido, para crear una esperanza, y darle una oportunidad a una señora que muchos ya ni se acuerdan que participó activamente, como primera dama en ese gobierno inmoral. Muchos dicen que hay que dar oportunidad a las personas, para que se reivindiquen. Será?

Su contrincante...un señor con una plataforma nacionalista y totalitaria...dicen que financiada por un gobierno con aspiraciones bolivarianas de unión continental para trabajar "por el bien" de las naciones que la integran. Pero según el plan de gobierno que nos presenta, esto se tendrá que lograr a través de una total reestructuración del aparato político y de una socialización de la prensa y de los medios de producción. Existe una sensación de malestar dentro de la población peruana, que ya piensa que el progreso se convertirá en retroceso. Y es esa duda y temor los que nos gobiernan hoy en día y los que han comenzado a cobrar sus efectos en todos los niveles sociales...esperanza para los prometidos y terror para los que ven incertidumbre y un terrible gobierno totalitario...para aquellos que ven un retroceso o una demora garrafal en el proceso de crecimiento. En cierta forma el mundo inversionista se ha visto agredido y la desconfianza reina en el ambiente. Definitivamente este último aspecto es digno de ser habido en cuenta.

¿Qué hacer? Sólo nos queda, o concederle el beneficio de la duda a uno de los dos, o preferir a aquel candidato que sea más factible de ser censurado en caso de que haga un mal gobierno. Y qué pena tener que elegir por el menor mal…porque ahorita no tenemos una opción moderada; una que logre la continuidad sin la desconfianza.

Tienen la culpa en este "fracaso democrático", nuestros gobernantes que con su borrachera de poder y afanes tecnocráticos, se olvidaron de que nuestra población todavía necesita comer y tener una vivienda decente y una educación adecuada, que les permitan tener una mente clara para juzgar las consecuencias de una buena o mala elección….y que encima, no concedieron para unirse, sino que se confundieron en una competencia por el poder sin sentido… cuando ya todo estaba perdido. Y en ello se perdió lo mejor de cada uno y la verdadera democracia que ello significaría…sin amenazas de un futuro dictatorial. Este es el momento de llegar a una concertación para que de una vez por todas elijamos a un representante que propugne la unión de los peruanos en un país con libertad y democracia y no sujeto a la renuncia de nuestra soberanía, y al servicio de otras naciones. Un gobierno del país que incluya a todos sus ciudadanos...en el que todos tengan la oportunidad de gobernar su destino. ¿Será?