Total Pageviews

Wednesday, March 5, 2014

Excelente Artículo sobre María Reiche publicado en El País por Guillermo Pérez Rossel

Home » America del SurPortada El Pais

La mujer que barría el desierto

Para depredar las Líneas de Nazca, primero debían derrotar a esta mujer de acero.  Con esa determinación que sólo una mujer apasionada puede tener, hizo fracasar intentos inmobiliarios, agrícolas, turísticos y solo cayó ante la Carretera Panamericana, una obra que será imprescindible, pero ¿más imprescindible que la memoria? ¿No la podían desviar un poquito?
————
Es cierto, no fue ella sola, fueron muchos quienes lucharon por la sobrevivencia de este tesoro de la humanidad, este dilema todavía no resuelto. Pero nadie llegó a tener tanta perseverancia, aún en tiempos muy malos para ella, como cuando durante la Segunda Guerra Mundial, dada su condición de alemana, le prohibieron pisar su adorado centro de investigación. Luego supo ganarse el respeto y el afecto de todos los peruanos.
¿Por dónde empezamos?  Estamos homenajeando  a María Reiche Grosse Neuman (1903 – 1998), también llamada la “reina del desierto”, la “mujer que barre el desierto”,  la “dama de las pampas” y también, naturalmente: “la gringa loca”. Veamos que tan loca estaba citando un párrafo de sus trabajos sobre las líneas de Nazca: “Sería tener una opinión muy baja de los antepasados, suponer que todo este trabajo inmenso y minuciosamente exacto y detallado, hecho con concienzuda perfección, tenía como única finalidad el servicio de una superstición primitiva o un culto estéril de los antepasados…”
Fue una entre poquísimos  europeos que ante las culturas arcaicas americanas, no perdió el tiempo buscando afanosamente el lugar donde los indígenas le arrancaban el corazón a la gente, cosa que quizás hicieron en algún momento, pero no con mayor entusiasmo del que dedicaban en el viejo continente a la quema de brujas, el empalamiento y la silla eléctrica, todavía hoy. En fin, que el hombre hace cosas horribles, pero también hace  cosas grandiosas a las que se les debe prestar atención.
A ver si nos podemos acomodar en la justa medida de las cosas. En estos tiempos de altísima tecnología, se llegó a decir que la Gran Muralla china era la única obra humana visible desde la luna. Lo cual resultó fantasioso y mentiroso. Pero resulta que es cierto que las Líneas de Nazca (Nasca, según otras grafías, Nasqa si seguimos la pronunciación quechua y aymara), son claramente visibles desde los satélites. ¿Entonces es cierto que fueron hechas para que los extraterrestres aterrizaran? No; en absoluto no, pero tampoco tenemos claro para qué diablos las hicieron y cómo hicieron cálculos geométricos tan perfectos en esas dimensiones sobrehumanas.
¿Estamos negando la hipótesis de los extraterrestres? No podemos, no vemos por ningún lado  pruebas concluyentes de ninguna cosa. Pero si me permitís emitir una opinión, conocí en Acapulco, durante un congreso, a Von Daniken, que fue quien promovió esa explicación y al mismo tiempo vendió suculentamente varios libros sobre el tema. Pocas veces vi a alguien tan fanatizado; si lo contradecías parecía que te iba a pegar con el primer plato volador que encontrara.
Quizás más que los dibujos, deberían impresionar las líneas rectas, de hasta 15 kilómetros de extensión casi sin desviación y esto es asombrosamente comprobable con las fotos satelitales. Como si estos indígenas hubieran contado con sofisticados teodolitos, como los que usan los actuales ingenieros para trazar carreteras… y no les quedan tan prolijitas. Casi todo lo demás lo podrías explicar con una buena escalera y hasta con un globo, pues hay quien demostró que estos indígenas preincaicos pudieron haberse elevado en un globo como los que actualmente funcionan con aire caliente. Hasta tenían las telas de trama tan cerrada que podían encerrar el aire a diferente temperatura. No es que diga que lo hicieron, lo que digo es que probaron que podían hacerlo. Así que sumá esa teoría como probable, por más disparatada que parezca.
María Reiche se inclinaba a pensar que se trataba de un descomunal calendario astronómico, con figuras que representaban constelaciones y líneas que indicaban el derrotero celeste de determinados astros. Mmmmm… con el mayor de los respetos, admirada María,  es una teoría mucho más seria que las frecuentes, pero…
…Pero no es mejor que la primera de todas las hipótesis, la que emitió en 1537 don Pedro Cieza de León, un cronista de la expedición de Francisco Pizarro, conquistador empeñado en mostrarle a los indígenas andinos cómo se veía, como era y las atrocidades que hacía, un verdadero salvaje recién salido de la cultura europea.  Pedro Cieza vio los dibujos y muy suelto de cuerpo escribió que eran signos que los indios hacían para encontrar los caminos que debían seguir.
Personalmente, me gustan más las teorías que agarran para el lado de sendas ceremoniales, lo cual, sin embargo, no explica las figuras, ni la longitud de las sendas, ni la enorme cantidad de ellas.
Las líneas y figuras fueron construidas 300 o 400 años antes de Cristo por los miembros de la cultura peruana que denominaron Nazca, simplemente por la población más próxima  a los yacimientos, que incluyen bellísima cerámica ornamentada, algunas con las mismas figuras de las famosas “Líneas”.  El yacimiento más famoso tiene unos 500 kilómetros cuadrados de superficie.
¿Qué tan grandes son las figuras? Las describen varias de las fuentes:  Mono: 95 m.,  araña: 32 m., lagarto  : 188 m., raíz: 80 m., ave fragata: 160 m., flor: 76 m., manos: 48 m., colibrí 1: 68 m., colibrí 2: 95 m., Ave Fénix con cuello de culebra o en zigzag: 305 m., pelícano: 138 m., hombre lechuza (astronauta): 40 m., cóndor adulto: 160 m. Pero, para desconcierto total, hay fuentes que brindan otras dimensiones, mayores a éstas.
Mirala en estas dos fotos ¿valió la pena consumir esa belleza infantil y resecarla bajo el sol despiadado de Los Andes solo por un sueño? Pues para algunos de nosotros, en eso radica justamente la belleza de las personas, en su carácter, en los objetivos que se traza en la vida.
No te asustes que no te vamos a tirar con los montones de información disponibles en los links que publicamos abajo, como reconocimiento y respeto hacia las fuentes que utilizamos. Pero te vamos a soltar algunas pildoritas sobre este extraordinario personaje.

María Reiche y las líneas de Nazca
Volando sobre las líneas de Nazca                                                  .María Reiche se levantaba antes de las cinco de la mañana, para “poder ganarle al sol”, ver por dónde se ocultaban ciertos astros según los meses del año. Cada jornada, caminaba entre cinco y seis kilómetros tomando medidas y escribiendo anotaciones, así como reparando lo que los irresponsables rompían o desperdigaban.
  • Vivió casi 14 años en ese desierto, en una choza sin agua y sin electricidad. Vestía ropa muy barata para tener dinero para sus investigaciones y comía fruta, pan integral, limones, extracto de caña de azúcar y chocolate. Nada de cantimploras; llevaba agua en vasijas de barro, como hacía la gente cuya vida investigaba.
  • Algunos dicen que únicamente estuvo enamorada de las líneas y figuras existentes entre Palpa y Nasca. Pero hay quienes aseguran que tuvo un romance con Paul Kosok, un investigador con el cual colaboró y con quien aprendió lo necesario para continuar por su cuenta. ¿Y por qué siendo tan bella e interesante no se casó? Ocurre que Kolko ya estaba casado y ocurre también que hay quienes aseguran que ese romance solo existió en la imaginación de las malas lenguas. Me gusta más la idea de concederle un amor apasionado y misterioso.
  • María identificaba algunas figuras como constelaciones. Así, al “Mono” lo asimilaba con el Escorpión y al “Ave Fragata” con una constelación ¡del hemisferio norte! Hablaba cinco idiomas (alemán, francés, español, inglés e italiano)  y era doctora en Matemáticas, Física, Geografía y Pedagogía… aseguran sus biógrafos.
  • Manuel Jesús Orbegozo, veterano periodista de un diario limeño, describe así a la dama de Nasca: “alta, delgada, impresionante, con un corte de pelo a lo garzón, con una simple chompa de algodón, una falda descolorida y un par de zapatos de precio ruin…”
  • Curioso que con todos esos títulos María viniera a Lima desde Alemania, respondiendo a un aviso en busca de una institutriz por parte de un Cónsul de aquél país en la capital peruana. Pero hay que tener en consideración que vino en 1932, cuando su país estaba tomando un baño de rencor por los resultados de la primera guerra. Ya se había enamorado de Perú cuando volvió en 1936 y un año después retornó al país sudamericano cuando intuyó hacia dónde se dirigía su patria.
  • ¿Y de qué vivió en Lima? Al principio vivió con sus ingresos como profesora de idiomas, matemáticas  y física, luego abandonó todo por la investigación y hubiera terminado muy mal si no fuera por su hermana Renate Reiche, que tenía una jubilación de doctora en medicina y compartía con ella sus privaciones y sus esperanzas. Murió un año antes que María, también de cáncer. Se supone que otros ingresos acompañaron las once condecoraciones y reconocimientos que le concedieron desde 1977… aunque la cultura nunca tuvo alta cotización.
En su juventud, con bien torneadas piernas, seguro que no tenía dificultad en encontrar quien la ayudara debajo de la escalera. Pero cuando los turistas se vinieron en avalancha, consiguió ayuda para levantar esa torre que salvaguardaba las reliquias.
  • Alguna vez se la vio, desafiante, en medio de la Panamericana, tratando de impedir el paso de los vehículos y otra vez, insistió hasta que logró impedir que se hiciera un embalse que hubiera sumergido varios de los dibujos. Viendo que era imposible detener la avalancha de curiosos, particularmente luego de los libros de Von Daniken, logró recursos para hacer construir un mirador de 74 metros de altura, pues recorriendo a pie la gran extensión no lograba distinguirse nada y en cambio, se arruinaban muchos vestigios.
La reina Sofía la visitó en 1978 y junto con ella la reina del desierto sobrevoló la zona arqueológica.
Por todo Perú hay líneas y dibujos
Ya hemos dicho que Perú es inagotable y que, cultura tras cultura, fueron amontonando vestigios en tal cantidad, que es poco menos que imposible preservarlos todos ellos.  La Asociación María Reiche Internacional para el Arte y la Ciencia, advierte que hay líneas y figuras de tipo semejante en muchos otros lugares de Perú y que todos ellos sufren enormes daños cada año debido a la desaprensión.
Horror de horrores: la Ruta Panamericana atravesando por el medio de las figuras y líneas.
Piden ayuda (y solicitan recursos), pero dicen que poco pueden hacer cuando la mayor concentración de estos restos arqueológicos se encuentra a uno y otro lado de la Carretera Panamericana. Ellos son testigos de turistas que bajan de sus vehículos para recoger “recuerditos” y, de paso, patear algunas piedras. Hasta camiones se detienen y recogen cosas, como lo hacen en todo Perú. Si querés colaborar con esta gente, podés comunicarte con ellos en Calle Roma 295, Miraflores, Lima 18, Perú. O escribiendo a su web www.maria-reiche.org
Otra opción es hacer lo mismo con la que parece muy seria organización denominada “Dr. Maria Reiche – Linien und Figuren der Nasca-Kultur in Peru” , ubicada en
Friedrich-List-Platz 1 , D-01069 Dresden . Tel.: +49-351-462 2936 , Fax: +49-351-462 2161 http://www2.htw-dresden.de/~nazca/Spanisch/projekt.htm
Finalmente, si llegaste hasta allí, harías bien en ir a conocer la Casa Museo María Reiche, en el kilómetro 425 de la Carretera Panamericana Sur. Abre de lunes a domingo de 9 a 17 horas y la entrada cuesta 5 soles. E-mail:  areichelinasca@hotmail.com
¿En la foto de la derecha te parece  ver a María Reiche recorriendo una espiral? Entonces tenés buena vista…
Es bastante más que un Museo, es la casa donde María vivió y alentó su sueño, junto con su hermana Renate. Originalmente fue la pobre cabaña sin luz y sin agua desde donde salía a recorrer y cuidar las líneas y figuras. También es allí donde descansan para siempre ambas hermanas, rodeadas de los espectros de una civilización cuyos rastros sobreviven, pero a duras penas.
¿Quién podría tomar la escoba de María Reiche con tanta devoción como ella? “Si cien vidas tuviera, las daría por Nazca”, escribió en una oportunidad.    ¡Cuánta falta hace una María Reiche a nuestros cerritos de indios en Rocha!
—————————–
Un poco más sobre este apasionante tema.
Fotografía de uno de los canales construidos por la Cultura Nazca y que hoy, casi dos milenios después, todavía siguen en uso .Para hacer los acueductos, los nazcas primero cavaban varios pozos ubicados separados unos de otros por distancias entre los 20 y los 50 metros, hasta que encontraban agua. Luego conectaban unos pozos con otros a través de canales como el de la imagen y lo llevaba hacia los depósitos de agua que eran usado para el regadío de los valles . (http://fotosdehoy.wordpress.com )
  

 “Cóndor I” denominaron al equivalente a un globo de aire caliente que realizó Jim Woodman luego de comprobar la aptitud de los textiles nasquenses. Para hacer dirigibles, la empresa “Raven” utiliza telas de 65×35 hebras por centímetro cuadrado. Los textiles nasqas, tenían 80×45 hebras, con lo cual no dejaban escapar el aire y ni siquiera podían ser penetrados por el agua. El 23 de noviembre de 1975 la aeronave sobrevoló las líneas a 130 metros de altura, abriendo la posibilidad a otra hipótesis, todavía más asombrosa que la de los extraterrestres.



Guillermo Pérez Rossel