Total Pageviews

Wednesday, August 17, 2011

Takiwasi en Tarapoto



EL TAKIWASI
El Takiwasi es un centro de rehabilitación de toxicómanos y de investigación de medicinas tradicionales. 
Encontré esta explicación en You Tube, la que transcribo para su conocimiento:
Jacques Mabit, médico francés y uno de los fundadores de Médicos sin Fronteras, creó el Centro TAKIWASI en Tarapoto, Perú, a principios de los años 90. 

Encontrándose destinado como médico de MSF en la selva peruana, estableció contacto con la ayahuasca, la enredadera del alma, la medicina de los chamanes, viviendo una intensa experiencia que le condujo a la resolución de crear un centro de medicinas tradicionales para ayudar a población indígena con problemas de adicción a sustancias psicotrópicas (principalmente indígenas con problemas de adicción a la pasta base de coca, personas con un claro desarraigo cultural consecuencia de la aculturación gradual desde la llegada de los españoles y sobretodo desde el despliegue de multinacionales y el progreso a las tierras peruanas.
Posteriormente, Takiwasi amplió su campo de trabajo ofreciendo seminarios prácticos sobre espiritualidad a un grupo más amplio de personas, muchas de ellas llegadas de Europa, sobretodo de Francia.

Takiwasi queda como a 10 minutos de la plaza principal de Tarapoto, y abrió sus puertas en 1992. Tienen como principio el aceptar en su centro a individuos de cualquier confesión y tendencia política y no recurren a técnicas represivas.  Su objetivo general es el de revalorizar los recursos humanos y naturales de las medicinas tradicionales y elaborar una verdadera alternativa terapéutica frente a las toxicomanías, que tenga en cuenta la eficacia, el nivel económico y la adaptación de personas de diferentes culturas y medios sociales.
Su metodología de trabajo integra el saber empírico de los curanderos con la medicina moderna. Para ello cuentan con médicos, psicólogos, enfermero técnico, etnobotánico empírico, curanderos y asistentes terapéuticos. También cuentan con investigadores asociados de las diferentes disciplinas, instituciones y países, así como de voluntarios que se pueden quedar por un máximo de 6 meses.
Pues nosotros enrumbamos en dos moto-taxis y nos fuimos a conocer este centro tan importante y a la vez, polémico.
El centro cuenta con 2.5 hectáreas para pacientes residentes.  Cuenta con alojamiento, cocina, salas de conferencias campo deportivo, biblioteca, sauna, talleres ocupacionales, huertos, jardín botánico y oficinas.
También tiene un centro de salud privado ubicado en la zona urbana con laboratorio de análisis, tópico y camas de hospitalización.
Tiene una reserva botánica de 40 hectáreas en la cuenca del río Shilcayo donde se cultivan plantas medicinales y donde tienen cabañas para retiro en la selva.
Se evita el uso de fármacos y se favorecen las medicinas tradicionales amazónicas...la ayahuasca es considerada la planta madre y la que con ayuda de personal especializado, contribuye a la curación de los pacientes con toxicomanías.
El promedio de estadía es de mínimo 9 meses, durante los cuales se aisla inicialmente al paciente para su desintoxicación.  En el último trimestre se le reinserta progresivamente y se le hace un seguimiento post-tratamiento por dos años.  El compromiso del paciente debe de ser personal y no se admite ningún contacto directo con amigos y familiares durante los primeros tres meses. Los pacientes son cuidadosmanete evaluados antes de ser aceptados.  
La capacidad de residentes es de sólo 20 pacientes.
Hay algunos casos de deserción y su eventual reingreso estará sujeto a evaluación previa y condiciones nuevas.  Se ha discutido mucho la técnica de dejar sólo al paciente durante el período de dieta y reencuentro con sí mismo...en algunos casos ha causado depresiones mayores en aquellos o el deseo de abandono del programa.
La financiación del centro no es hecha a través de subvenciones del estado peruano ni de otros países.  Sus fondos se perciben a través de la venta de productos naturales fabricados en su laboratorio y de los obtenidos en sus granjas, asi como por la venta de publicaciones y artesanía.  También se organizan cursos y talleres de psicoterapia, botánica, toxicomanía, etc.
Otra entrada es a través de las aportaciones de los pacientes según su capacidad económica, y a través de las donaciones privadas.

Con la vountaria del takwasi

la madre ayahuasca

En reconocimiento, honor y méritos a la bondadosa madre ayahuasca: y sus numerosos hijos e hijas que nos fortalecen, nos enseñan y protegen y otros tantos beneficios que nos brindan. Legítima curandera, gracias, gracias, gracias!

Los dormitorios
el centro de venta



Post a Comment