Total Pageviews

Saturday, July 22, 2017

La Flor de la Canela por Darío Mejía



Por Darío Mejía, quien ha tenido la gentileza de prestarme su artículo para informarles a los lectores acerca de los orígenes del famoso vals de Chabuca Granda, nuestra gran compositora peruana.

Un día como hoy, el 21 de julio de 1891, nació Victoria Angulo en Barranco, Lima. Victoria Angulo fue en quien Chabuca Granda se inspiró y a quien le dedicó el vals "La Flor de la Canela", que es el vals peruano más interpretado en el mundo.
Un día también como hoy, el 21 de julio de 1950, Chabuca Granda cantó "La Flor de la Canela", por primera vez, a Victoria Angulo en su cumpleaños.
VICTORIA ANGULO, LA FLOR DE LA CANELA
El vals peruano "La Flor de la Canela" es considerado por muchos peruanos como una especie de himno, siendo también el vals peruano más interpretado en el mundo. Chabuca Granda le dedicó esa canción a Victoria Angulo de Loyola, una mulata nacida en Barranco el 21 de julio de 1891, donde pasa su niñez para luego mudarse al Rímac, barrio donde se casó, y que fue donde vivía cuando Chabuca la conoció.
Cuando Victoria Angulo vivía en el Rímac, en su casa se armaban unas jaranas memorables que reunían a las grandes glorias de nuestro criollismo de aquella época. Por su casa desfilaban sus primos hermanos Elías y Augusto Ascues, su prima Bartola Sancho Dávila, también Manuel Covarrubias, Luciano Huambachano, Pablo Casas Padilla y lo más renombrado de la bohemia criolla. Chabuca Granda fue llevada a la casa de Victoria Angulo por María Isabel Sánchez Concha de Pinilla, una barranquina muy vinculada con los artistas.
La casa de Victoria Angulo quedaba en un corralón frente al antiguo "Puente de Palo", que ya no existe. Dicho puente quedaba en la curva del ferrocarril Lima-Ancón y comunicaba al Jirón Arica (actual Jr. Rufino Torrico) con "Abajo el Puente" (como también se le conoce al Rímac). Ese "Puente de Palo" es el puente al que se refiere Chabuca Granda en "La Flor de la Canela" y no el Puente de Piedra o el Puente de los Suspiros como, equivocadamente, son mencionados a veces.
En "Chabuca", de M. Gonzalo Bulnes Mallea, Lima 1990, se señala que Chabuca Granda ganó su segundo premio en un concurso de marinera organizado por el Club de Leones de Lima, haciéndose acreedora a la suma de 2,500 soles con su composición "Tun, tun, ábreme la puerta". Su primer premio, de mil soles, lo había ganado en un concurso organizado por la Municipalidad del Rímac con su primera composición, el vals "Lima de veras", en 1948.
Después de la premiación que recibió Chabuca en el Club de Leones, se llevó a cabo un almuerzo donde también estuvo presente el gran historiador Dr. Raúl Porras Barrenechea. Al respecto, refiriéndose a nuestro historiador, Bulnes dice: "(...) quien al hacer uso de la palabra, durante su alocución pidió 'piedad para el río, el puente y la alameda'. Desde ese instante comenzó a bullir en la mente de Chabuca como un estribillo, esas frases inolvidables que pronunció el gran historiador y diplomático que también vivió algún tiempo en Barranco".
El inmenso amor que Chabuca Granda sentía por Lima, a pesar de no haber nacido allí, la impulsó a querer plasmar, por intermedio de un vals, el cariño que ella tenía por esa Lima que estaba cambiando. Chabuca deseaba resucitar la belleza de Lima a través de sus canciones y contar a los propios limeños el encanto de su ciudad... "Déjame que te cuente, limeño, / déjame que te diga la gloria / del ensueño que evoca la memoria / del viejo puente, del río y la alameda..."
Gonzalo Bulnes menciona que fue en 1949 cuando Victoria Angulo visitó a Chabuca Granda en su trabajo en la Botica Francesa y que de su conversación Chabuca se imaginó a Victoria dirigiéndose lentamente hacia el puente, siendo el puente en mención el "Puente de Palo". De esa manera, Chabuca fue forjando una canción que personalizara la belleza de la mujer limeña, aquella que hace estremecer las veredas al ritmo de su cadera, la cual se la iba cantando a las hijas de Victoria cuando ellas la visitaban en su trabajo... "Del puente a la alameda, / menudo pie la lleva / por la vereda, que se estremece / al ritmo de su cadera..."
Según información proporcionada por Teresa Fuller Granda, hija de Chabuca Granda, el 7 de enero de 1950 Chabuca Granda firma "La Flor de la Canela" en su cuaderno. En esa fecha, Chabuca Granda termina de hacer "La Flor de la Canela", cuyas dos primeras estrofas estaban hechas con casi un año de anticipación. El toque final de "La Flor de la Canela" fue ese 7 de enero de 1950, en el cumpleaños de José Moreno Alarcón, lo señala también Gonzalo Bulnes.
Chabuca Granda cantó "La Flor de la Canela" por primera vez a Victoria Angulo en su cumpleaños, el 21 de julio de 1950 (información que me fue proporcionada por Teresa Fuller Granda, hija de Chabuca Granda). Ninguna de las dos se imaginaron, en ese instante, que más que un presente de cumpleaños, Chabuca Granda había inmortalizado a Victoria Angulo con su canción.
Victoria Angulo, después, se mudó a los Barrios Altos, a la calle Maravillas, actual cuadra 14 del Jr. Ancash, que fue donde falleció el 18 de diciembre de 1981. Pero, "La Flor de la Canela" nos hará recordar a ella y Chabuca Granda, por toda la eternidad.
Dario Mejia
Melbourne, Australia
Escrito el 7 de Marzo de 2006
Fotografía de Victoria Angulo, a cinco años de haberse terminado de componer "La Flor de la Canela", publicada en la revista Caretas No. 97 del 5-19 de Noviembre de 1955.
Post a Comment