Vistas a la página totales

martes, 15 de mayo de 2018

EL CICLO DE LA VIDA













EL CICLO DE LA VIDA

De las entrañas de la Madre Tierra nace un árbol frondoso de cuyas gruesas ramas se multiplican innumerables hijuelos que perpetuarán su vida.  Los árboles son catedrales de la vida.  Por ellos se pasean y deslizan muchos géneros de seres vivientes que encuentran refugio en sus múltiples rendijas.   
En sus ramas, escondidos y protegidos por las verdeantes hojas, se posan pajarillos de gráciles cuerpos y plumajes coloridos, quienes, con los primeros hervores de la primavera, construyen trabajosa y pacientemente sus nidos. En ellos depositan sus huevos, que luego empollarán para reproducirse.  En su diario vuelo o recorrido, fecundan a plantas diversas y fomentan la diseminación de nuevas especies vegetales que alimentan, entre otros, al más poderoso de los seres vivientes…al hombre, nacido de una mujer y empoderado por Voluntad Divina, de esa naturaleza que lo rodea.
Mujer que caminas por el mundo, dicen que, creada por la tierra, hoy te conviertes en el origen de esa vida que no podría existir sin formarse en tus aposentos preparados para alojar a un nuevo ser que recicle la naturaleza.
Y en este ciclo de la vida, tú, mujer madre, eres la responsable principal de la crianza saludable de este nuevo ser que albergas en tu seno, para luego amamantarlo y llevarlo de la mano por los caminos de su destino; hasta que, como el pajarillo, pueda volar libremente, pintando su ruta con los colores que iluminen sus rumbos.
Hoy y siempre te rendimos pleitesía, porque todos los días son tus días. Porque los meses que alimentas a ese ser que se forma en tu vientre y los años de desvelos y preocupaciones, tu alegría compartida, tu sonrisa bendita, tus consejos interminables, tu ejemplo de solidez en tus principios y el respeto a los valores de persona derecha, son todas cualidades que deben de felicitarse para siempre…no sólo hoy!


Lucy Valdivieso
Mayo 2018
Publicar un comentario